Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU mantiene el control de los dominios de Internet

La Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información sólo logra acordar la creación de un foro internacional de discusión sobre la Red

EE UU y el resto de países que asisten a la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), que ha comenzado oficialmente hoy en Túnez, acordaron anoche en una reunión maratoniana la creación de un foro internacional propuesto por la UE en el que se discutirán diversas cuestiones relacionadas con Internet, pero el control que sobre esta ejerce el gobierno estadounidense permanecerá intacto.

El acuerdo alcanzado esta madrugada no resuelve nada por ahora, pero al menos permite a las Naciones Unidas, organizadora de la cumbre, afirmar que no se llegó a la crisis ni a la ruptura entre los 170 países participantes en un asunto tan delicado como el futuro de la red. El compromiso fue anunciado por el secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), Yosho Utsumi, que destacó que el encuentro de Túnez, con una cifra de 23.000 participantes, es la mayor reunión internacional organizada por la ONU en toda su historia.

Sobre la polémica del control de Internet, Utsimi ha declarado que cuando la Red empezó a despegar "nadie sabía que un país manejaba todo. Ahora esto es trasparente, y estáis discutiendo", dijo el secretario general de la UIT, Yoshio Utsumi, en una rueda de prensa.

Como consecuencia del acuerdo, Estados Unidos no tendrá que ceder en el control del sistema de dominios o direcciones de Internet, confiado a la Corporación para la Asignación de Nombres y Números (ICANN), dependiente del Departamento de Comercio. El secretario de Estado adjunto de ese departamento, Michael Gallagher, ha admitido ya que el compromiso satisface a su gobierno, añadiendo que EE UU consideraba "negativa" la idea de instaurar un control multilateral de la gestión de nombres de dominio.

"El objetivo de los EEUU no es dominar la red sino asegurar y proteger su estabilidad, y mi gobierno sigue siendo partidario del papel que puede jugar el sector privado en el desarrollo de Internet", subraya. La delegación estadounidense hizo también constar que la posición de las firmas privadas internacionales que asisten a la cumbre es la de sostener el "status quo" actual de Internet y, por añadidura, el control de Washington.

Fondo de solidaridad

El segundo tema de los que tratará a partir de hoy la cumbre corresponde a una proposición del presidente de Senegal, Abdulaye Wade, para la creación de un fondo de solidaridad administrado por una Fundación, que permita a los países del Sur aprovecharse de todas las ventajas de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Los presidentes de Nigeria, Olasegun Obasanjo, y de la República Dominióana, Leonel Fernández, son coautores de la propuesta, y van a reclamar en Túnez un mayor aporte financiero de los países ricos para que el fondo "despegue", habida cuenta de que hasta el momento las contribuciones no superan los 5,5 millones de dólares.

Pero esos fondos se quedan muy cortos frente a los mil millones de dólares que, según Utsumi, serían necesarios para alcanzar los objetivos de la cumbre, que en 2015 estén conectadas a Internet todas las localidades del mundo, y en concreto unas 800.000 asiáticas, árabes y africanas, calculándose que el costo de la operación ascendería a unos mil millones de dólares. Esos mil millones no representan más del uno por ciento de las sumas invertidas en el mundo por la telefonía móvil, pero varios delegados europeos estiman que la meta propuesta por Utsumi no es muy factible.

Los trabajos de la cumbre se centrarán por otra parte en el establecimiento de los mecanismos de seguimiento de las decisiones que serán adoptadas en Túnez, lo que a juicio del secretario general de la ONU, Kofi Annan, es absolutamente necesario para que las TIC aprovechen a todos.