Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS, tras visitar la ‘zona cero’ del coronavirus, ve “real” el descenso de contagios en China

El nuevo coronavirus "es capaz de causar enormes impactos sociales, económicos y sanitarios en cualquier lugar", ha advertido Bruce Aylward, jefe de la misión que ha visitado Wuhan

Bruce Aylward, jefe de la misión de la OMS en Wuhan, este lunes. En vídeo, declaraciones de este lunes de Tedros Adhanom, director de la OMS.

La reducción en las cifras de contagios por el nuevo coronavirus en China y, específicamente, en la provincia de Hubei, el origen de la epidemia de Covid-19, “es real”, considera la Organización Mundial de la Salud (OMS), que opina que las duras medidas de contención que ha aplicado este país han sido efectivas y un ejemplo para las naciones donde han surgido nuevos focos virulentos, como Italia, Irán o Corea del Sur. Así lo ha declarado el epidemiólogo canadiense Bruce Aylward, al frente de la misión de la OMS que este fin de semana ha visitado Wuhan –la ciudad donde se originaron los primeros casos– y otras zonas afectadas por la enfermedad en China durante los últimos 14 días.

En una sesión informativa técnica en Pekín al cierre de la misión, Aylward recordó que cuando él llegó a China, hace dos semanas, los nuevos contagios rondaban los 2.500 y este lunes eran ya solo 406. “Eso es una caída del 80%, y la caída que estamos viendo es auténtica”, ha asegurado el director general adjunto de la OMS. Las últimas cifras arrojan más de 2.500 muertes y 77.000 contagios desde que comenzó la crisis hace dos meses.

La Covid-19 (la neumonía que el coronavirus provoca y que ya ha causado seis muertes y 229 infecciones en Italia y más de 800 infectados y siete muertos en Corea del Sur) no es “ni una gripe, ni el SARS”, ha subrayado el especialista, en una comparecencia ante los medios en un hotel del oeste de Pekín en la que todos los presentes llevaban mascarillas y los periodistas debían sentarse a un metro de distancia de sus colegas como medida de precaución ante un hipotético contagio. La tasa de letalidad, han revelado los expertos, ronda el 0,7% fuera de Wuhan, y en esta ciudad se encuentra entre el 2 y el 4%. El tiempo de recuperación ronda las dos semanas para los casos leves y entre tres y seis para los más graves. “Hay que considerar (al virus) capaz de causar enormes impactos sociales, económicos y sanitarios en cualquier lugar”, ha dicho Aylward.

El experto elogió las duras medidas de cuarentena que ha impuesto China desde el 23 de enero, cuando bloqueó los accesos a Wuhan. En su opinión, esas soluciones “contundentes y rápidas” han hecho más lento el avance del virus y han evitado centenares de miles de contagios. Muchas menos personas acuden a las clínicas con síntomas de fiebre y empieza a haber camas libres en los hospitales de Wuhan, ha señalado. No obstante, advirtió del riesgo de que se produzca una nueva ola de contagios en las próximas semanas, a medida que el país relaje gradualmente las regulaciones que ha impuesto contra la epidemia para permitir la vuelta al trabajo y la reapertura de las escuelas. El virus, ha subrayado, puede estar presente aún en China durante meses.

Según Aylward, la experiencia de China será muy valiosa para combatir el virus en otros lugares. “Sus medidas son las únicas que sabemos que funcionan”, ha sostenido, al expresar sus dudas de que otros países hayan asumido la necesidad de poner en marcha medidas drásticas y rápidas para evitar la propagación del patógeno y su llegada a naciones con sistemas sanitarios más débiles.

En sus declaraciones, el epidemiólogo también ha avanzado que el remdesivir, un medicamento experimental, es el fármaco más prometedor para tratar la enfermedad. Este compuesto se someterá a una prueba clínica en China y la OMS cree que sus resultados pueden estar disponibles en cuestión de semanas.

Las declaraciones del especialista canadiense llegan cuando, pese a unos números cada vez más optimistas –24 provincias de 30, entre ellas las megalópolis de Pekín y Shanghái, han indicado que el domingo no detectaron ningún nuevo contagio–, China ha anunciado el aplazamiento de las sesiones anuales de su legislativo, la Asamblea Nacional Popular (ANP), que debía haber reunido desde el 5 de marzo a cerca de 3.000 delegados de todo el país y los principales líderes en la mayor cita política anual, en el Gran Palacio del Pueblo de la capital.

La decisión se anunció en una reunión del comité permanente de la ANP, que también ha anunciado una ley que prohibirá el consumo y comercio de varios tipos de animales salvajes. La teoría más extendida sobre el origen de la epidemia de Covid-19 es que se originó en un mercado de la ciudad de Wuhan donde se vendían todo tipo de especies animales, algunas en peligro de extinción. No obstante, un estudio dado a conocer el viernes pasado por científicos chinos pone en duda esa hipótesis y considera que el virus pudo pasar a los seres humanos en otro lugar y el mercado haber sido solo el catalizador para una oleada de contagios.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información