La crisis del coronavirus

Qué hacer si en las vacaciones sufre un confinamiento

Expertos y consumidores creen que la Administración debe pagar el hotel si se decreta el aislamiento, mientras los hoteleros prevén caídas de reservas

Un agente de la Guardia Urbana cierra los accesos a la playa de Barcelona este sábado.
Un agente de la Guardia Urbana cierra los accesos a la playa de Barcelona este sábado.EL PAÍS

Íbamos a Galicia del 20 al 30 de julio, pero cada vez hay más contagios y no vemos que la gente esté concienciada en ningún sitio, y aún menos en las zonas de vacaciones. Hemos anulado nuestro viaje. Para estar preocupada prefiero quedarme en mi casa”, dice Xana López, maestra de 37 años que vive en Madrid con su marido y tres hijos. “Teníamos reserva en Huesca, pero nos da miedo quedarnos confinados tan lejos de casa”, apunta Paco Jiménez, profesor de 51 años en Valdepeñas (Ciudad Real), que también iba a viajar con su mujer y su hija. El miedo a un confinamiento lejos de casa —y a los gastos que podría conllevar— lleva a muchos españoles a anular sus viajes, lo que hace temer a los hoteleros una bajada de las reservas. Las asociaciones de consumidores piden que se garanticen los derechos de los viajeros ante una emergencia sanitaria, mientras algunas comunidades reservan hoteles para posibles cuarentenas de los turistas.

“Viajar es una decisión personal, pero hay que asumir que si uno va a las zonas donde hay focos y la cosa se descontrola puede ocurrir que le dejen allí confinado y le amarguen un poco las vacaciones. Hay que asumir ese riesgo”, señala Pablo Barreiro, especialista en Enfermedades Infecciosas del Hospital de La Paz. ¿Quién asumiría los gastos si tenemos que alargar la estancia en un hotel o apartamento por este motivo? “Creemos que sería la Administración la que debería correr con los gastos de manutención en un hotel o apartamento, porque es una causa extraordinaria y el consumidor no debería asumirlo”, responde Ileana Izverniceanu, de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Rubén Sánchez, de la organización de consumidores Facua, está de acuerdo: “Si te tienes que quedar en el hotel, la Administración tendrá que habilitar medidas para que el establecimiento no te pueda echar, o bien habilite otro recinto para las personas confinadas, y garantice que no tengan que asumir gastos extras, porque sería como estar en un hospital”.

¿Qué derechos tiene una persona si se queda confinada en un hotel? “Los derechos son los mismos salvo la libertad de circulación”, responde Víctor Cazurro, profesor del Máster en Protección de datos de Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). “Si me tengo que quedar porque así lo decide la Administración autonómica o estatal, y me obliga a permanecer en cuarentena en el hotel, los costes los tendría que pagar la propia Administración, porque es como si estuviéramos en un hospital. En cambio, si se restringe la movilidad pero se permite al trabajador volver a casa —como pasó al inicio del estado de alarma— y alguien decide quedarse en el hotel, tendrá que ser él quien pague los gastos extra”.

Lo mismo ocurre si nos quedamos encerrados en un apartamento turístico. “Si se decide la cuarentena en una zona no se puede echar a una persona confinada en un apartamento, porque de todas formas no podría entrar nadie en esa vivienda. Y si hay que alargar la estancia, se tendría que hacer cargo el propietario. Si a esa persona la echaran a la calle, el propietario podría tener un incluso problema judicial”, responde Izverniceanu, de la OCU.

Cancelación flexible

La mayoría de las plataformas han adoptado una política de cancelación muy flexible —incluso hasta el día anterior a la llegada— para animar a las reservas. Aun así, el Ministerio de Consumo explica que si nos vemos obligados a anular un viaje por haber dado positivo por coronavirus o por obligación de guardar cuarentena, o el establecimiento debe devolvernos el dinero. “En el supuesto de que una persona enferme por covid-19 en unas vacaciones y no pueda disfrutar del servicio en su totalidad, podrá resolver el contrato en relación con la parte no disfrutada”, añade un portavoz del departamento. Estas dudas están afectando al turismo: la mitad de los socios de la patronal hotelera CEHAT —que aglutina 16.000 establecimientos con 1,8 millones de plazas— creen que este verano va a haber menos reservas de españoles, y el 90% apunta que habrá menos reservas de extranjeros.

Cataluña, por ejemplo, está preparando un protocolo para esta problemática. “La gente que tuviera que hacer cuarentena no se quedaría en su hotel. Si dan positivo, tendrán que ir a un centro médico, donde los derivarán a un hospital u hotel medicalizado. Si dan negativo o no tienen síntomas, pero han estado en contacto con positivos, estamos trabajando para poner en marcha hoteles refugio en los que alojar a estas personas. Y se haría cargo la Generalitat”, dice un portavoz del Govern. La Comunidad Valenciana también está elaborando un protocolo similar, aunque todavía no ha decidido si habilitará hoteles refugio o bien aprovechará alguna planta de establecimientos hoteleros abiertos, aunque confirman que si es por una cuestión sanitaria, se hará cargo la Consejería de Sanidad valenciana.

Mientras, Baleares ha reservado un establecimiento turístico en cada isla por si fuera necesario aislar casos positivos leves o asintomáticos de turistas por covid-19. La Junta de Andalucía, por su parte, explica que tiene plazas hospitalarias suficientes y que si fuese necesario se podría volver a habilitar el pabellón Martín Carpena de Málaga, aunque no tiene previsto reservar hoteles refugio. El Gobierno de Canarias, por su parte, señala que como la pandemia tiene allí una incidencia baja, por ahora no han reservado establecimientos, aunque algunos hoteles han bloqueado una planta para este tipo de situaciones.

La duda está en qué ocurriría si los turistas confinados tuvieran que hacer frente a otros gastos extra. “La administración no puede hacer frente a esa contingencia, para eso están los seguros de viaje”, responde una portavoz de la Junta de Andalucía. Víctor Cazurro, doctor en Derecho, desmiente este punto: “Todas las pólizas de salud excluyen las epidemias o las pandemias declaradas oficialmente. Y la covid-19 ya se considera pandemia”. Por eso, las asociaciones de consumidores piden a Gobierno y comunidades autónomas —sobre todo a las más turísticas— mensajes claros para dar tranquilidad a los usuarios. Mientras tanto, muchos españoles no pueden viajar más allá de sus miedos.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50