La crisis del coronavirus

Moscú reconoce un aumento de mortalidad en mayo derivado del coronavirus que no sale en la cifra estatal

Tras las dudas sobre su baja letalidad por la covid-19 y en plena desescalada, la capital rusa publica nuevas estadísticas que muestran una bolsa de casos no contabilizados

Varias personas con mascarilla entran en una boca de metro de Moscú, este miércoles.
Varias personas con mascarilla entran en una boca de metro de Moscú, este miércoles.Pavel Golovkin / AP

Durante semanas, Rusia ha hablado sobre sus bajas cifras de mortalidad. Datos que en un país de 145 millones de habitantes y 493.657 casos detectados han provocado dudas, críticas y las sospechas de expertos y analistas. Ahora, cuando el país se abre poco a poco y Moscú se despierta de un régimen de confinamiento severo, nuevos datos alimentan la idea de que las cifras no son reales. Mayo fue un mes nefasto para la capital rusa, epicentro de la epidemia en el país. Murieron 15.713 personas. Un 61% más que el promedio de muertes en mayo de toda la década, cuando se había mantenido entre 9.800 y 10.000. El departamento de Salud informa de que 2.757 personas murieron por la covid-19 como “causa principal” en mayo, aunque reconoce que fue un factor en otros 2.503 casos con patologías añadidas. Un encaje estadístico que no se refleja en el recuento del operativo estatal, donde solo constan 1.895 muertes por la covid-19 en Moscú en mayo.

Rusia solo computa como fallecidos por la covid-19 cuando el virus es el único desencadenante de la muerte o la enfermedad principal, según los protocolos del Ministerio de Sanidad. Un sistema de recuento que deja fuera de la estadística a miles de casos, como queda patente en las cifras preliminares hechas públicas este miércoles por Moscú. En mayo, las autoridades criticaron duramente a varios medios internacionales que informaron de un aumento de mortalidad en abril asociado al coronavirus, que no se reflejaba en el análisis oficial. Entonces, tanto el Kremlin como Moscú remarcaron que sus estadísticas eran correctas para después tener que revisarlo al alza y casi duplicar los fallecidos.

Ahora, cuando Moscú sale paulatinamente de un régimen de confinamiento severo y en medio de las críticas por la falta de transparencia a nivel nacional y las sospechas de que hay un interés político para acelerar la desescalada —el 1 de julio se vota la gran reforma constitucional que puede perpetuar a Putin en el poder—, las cifras moscovitas revelan las costuras de sus estadísticas. Aun así, el departamento de Salud de Moscú resalta que la letalidad por coronavirus en la capital rusa para “todo el periodo de la epidemia", en el que Moscú ha registrado 199.785 infectados, es “indudablemente más baja” que en otras ciudades del mundo similares: “Un 2% si se toma en cuenta los casos en los que fue la razón principal y un 3,8% considerando los casos en los que la covid-19 fue la enfermedad principal o acompañante". Según los análisis de las cifras, efectivamente en Moscú es menor, pero la información con la que comparan la letalidad de la capital rusa, y que afirman que procede de las “web oficiales de las ciudades” —un 10,7% en Nueva York, un 22,7% en Londres, un 15,2% en Estocolmo y un 21,5% en Madrid—, no es real por ejemplo en el caso de Madrid. En la capital España no hay una página oficial que recoja ese dato y la letalidad se sitúa en torno a un 12%, según los cálculos con las cifras del Ministerio de Sanidad. Así todo, análisis y estimaciones más actuales a nivel internacional que tienen en cuenta los estudios de seroprevalencia, y que se consideran los más correctos, sitúan la letalidad del virus al entorno de hasta un 1,9% en Madrid.

Más información

Rusia tiene la tercera cifra más alta de casos de coronavirus del mundo, con 493.657 infectados registrados, y un aumento diario de más de 8.000 nuevos casos desde hace semanas. Sin embargo, sus cifras de fallecidos están entre las más bajas: 6.358, un dato que levanta muchas sospechas pero que las autoridades defienden enumerando las medidas de precaución tomadas de manera temprana, como el cierre de fronteras o la obligación de cuarentena antes de eso para los llegados del extranjero. El Kremlin desea mostrar su victoria frente al coronavirus y presentar a Rusia como un ejemplo a nivel internacional. Tanto fuera como dentro de sus fronteras, donde el próximo 1 de julio el presidente ruso, Vladímir Putin, se enfrenta a un momento clave, cuando los rusos están convocados a votar la reforma de la Constitución que incluye una enmienda que le permitirá perpetuarse en el poder hasta 2036.

“Gracias a los datos de Moscú vemos la situación real y que las cifras reales son entre dos y tres veces mayores a las oficiales y que casi todo el exceso de mortalidad que se está viendo en algunas regiones se debe al coronavirus”, apunta Borís Ovchínnikov, analista de datos de la consultora Data Insight. “El que estos casos no se computen en la estadística federal es una pregunta que deben responder las autoridades federales”, añade.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información