Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 28 presentan planes energéticos insuficientes para cumplir el acuerdo contra el calentamiento

Un informe sitúa a España y Francia a la cabeza de las medidas contra los gases de efecto invernadero

Protesta de Greenpeace en Berlín contra el uso del carbón en Alemania.
Protesta de Greenpeace en Berlín contra el uso del carbón en Alemania.

España fue el último de los socios europeos en presentarlo, pero su plan integrado de energía y clima −que establece las medidas para reducir los gases de efecto invernadero del sector energético durante la próxima década− es el mejor de los diseñados por los 28 miembros de la UE. Así lo establece un informe encargado por la organización European Climate Foundation que coloca a España a la cabeza del ranking de los planes europeos con 52 puntos sobre 100, seguida de Francia (47 puntos), Grecia (44) y Suecia (43). Pero la media de la UE es de solo 29 puntos. Y el informe alerta: “Ninguno de los planes” propone medidas suficientes para que se pueda cumplir el Acuerdo de París.

Los 28 presentan planes energéticos insuficientes para cumplir el acuerdo contra el calentamiento

Ese pacto internacional busca que el calentamiento global se quede dentro de unos umbrales manejables y para ello a mediados de este siglo las emisiones netas de gases de efecto invernadero deberán ser cero. Los planes, indica el informe, “no están en línea con una trayectoria de cero emisiones netas en 2050”. Sin embargo, este análisis recuerda que los países tienen hasta finales de este año para mejorar sus programas y ser más ambiciosos.

Para aplicar el Acuerdo de París la Unión Europea ha ido construyendo un marco legal que incluye los planes de energía y clima. Cada miembro de la UE debe presentar el suyo y fijar los objetivos para la próxima década de reducción de emisiones, de implantación de renovables, de eficiencia... El sector energético acumula alrededor del 80% de todos los gases de efecto invernadero de la economía de la UE, de ahí la importancia de estos planes. En estos momentos la Comisión Europea los está analizando y, cuando los revise, los Estados deberán ajustarlos antes de que acabe 2019.

En líneas generales, el informe apunta a una falta de ambición por parte de los Estados miembros. Y pide a los Gobiernos que consideren los objetivos fijados por la UE −por ejemplo, una cuota de renovables del 32% para 2030− “como un umbral mínimo en lugar de un límite máximo para ambición nacional”. Julien Pestiaux, uno de los autores del estudio, resalta también la poca “concreción” de los planes en materia de renovables y eficiencia. “Los Estados miembros están en riesgo de perder financiación y las inversiones debido a la vaga e incompleta descripción de las políticas y medidas”, apunta el informe.

Para establecer esta clasificación en el informe se analiza el nivel de ambición a la hora de fijar metas, lo detallado de las políticas y medidas descritas y la calidad de esas políticas. El último lugar, con solo tres puntos sobre 100, lo ocupa Eslovenia. El siguiente puesto, con 12,5, es para Eslovaquia. Y, con la misma puntuación, está Alemania.

El informe, sin embargo, admite que los países “no han tenido mucho tiempo para preparar” los planes −alrededor de seis meses−. Y que se podrán mejorar. En todo caso, también resalta la oportunidad que suponen este tipo de planes de acción que, por primera vez, se aplicarán en Europa. En el caso español, se contempla que para 2030 el 42% de todo el consumo final de energía será renovable y la eliminación total de la generación de electricidad con carbón también para 2030. Además, establece un calendario de cierre de las nucleares que culminará en 2035. Bruselas debe darle el visto bueno aún.

Alemania a la cola

La principal economía de la UE, Alemania, ocupa junto a Eslovaquia el penúltimo lugar en la clasificación de planes de energía y clima. Su plan contempla medidas poco ambiciosas y poco concretas. Alemania, por ejemplo, no pone una fecha concreta del fin del carbón. Este país tiene una gran dependencia de este combustible; siete de las 10 centrales de carbón de la UE que más gases de efecto invernadero emiten son alemanas. Además, este país ha admitido que no cumplirá con sus metas de reducción de emisiones para 2020.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >