Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los antirretrovirales evitan la transmisión del VIH al bebé en el 98% de los embarazos

Los expertos consideran innecesario recurrir a la terapia genética

Un bebé nacido por cesárea.
Un bebé nacido por cesárea. corbis

La medicina ya ha logrado desde hace años evitar la transmisión vertical del VIH de los padres a sus hijos en más del 98% de los casos, recuerdan los expertos consultados ante el anuncio por parte del científico He Jiankui de que ha modificado el genoma de dos bebés cuyo padre era seropositivo para hacerles resistentes al sida. "Además de reprobable desde el punto de vista ético y legal, es absolutamente innecesario aplicar la técnica de edición genética CRISPR con este objetivo", afirma Lluís Montoliu, del Centro Nacional de Biotecnología-CSIC

La transmisión vertical del VIH es algo "muy excepcional hoy en España y se debe más a casos de embarazos en personas que viven circunstancias especiales y que no han hecho un adecuado seguimiento de la gestación que a cuestiones médicas", explica Guillermo Antiñolo, jefe del servicio de Obstetricia y Ginecología del hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

"En un embarazo normal, se diseñan tratamientos personalizados con el arsenal de antirretrovirales disponible. Con ellos, se consigue reducir al mínimo la carga viral de la madre y sin riesgo para el bebé, porque son fármacos muy seguros para el feto", añade Antiñolo.

Cuando es el padre el portador del VIH, existen técnicas llamadas de "lavado seminal" por las que se separan los espermatozoides del líquido seminal en el que se encuentra el virus. Posteriormente, los espermatozoides sanos se implantan a la madre mediante las técnicas de reproducción asistida adecuadas en cada caso. Este sistema se viene utilizando desde hace 25 años sin contagios reportados, salvo casos de negligencias, según la literatura científica consultada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >