Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALIMENTACIÓN

Los alimentos mostrarán su calidad nutricional con discos de colores en el etiquetado

Sanidad persigue combatir la obesidad con la medida, que llega después de que la industria desarrolle otro modelo

El Ministerio de Sanidad implantará un sistema de cinco colores en el etiquetado de los alimentos, según ha anunciado este lunes la titular de la cartera, María Luisa Carcedo. El modelo por el que opta el Gobierno es el Nutriscore y tasará los alimentos en función de su contenido en grasas saturadas, azúcar, sal, calorías, fibra y proteínas para que los consumidores "comparen con otros productos y tomen una decisión informada", ha asegurado la ministra.

La iniciativa, que se enmarca en la estrategia de prevención de la obesidad, llega después de que cinco multinacionales del sector de la alimentación desarrollen su propio modelo de tres colores, similar al propuesto por Sanidad, y que llevarán a algunos países de la Unión Europea antes de que acabe el año. La medida está ahora pendiente de que acabe la redacción de un Decreto Ley que está preparando Sanidad y que, tras ser aprobado por el Gobierno, deberá ser convalidado por el Congreso.

El etiquetado que recoge el modelo Nutriscore.
El etiquetado que recoge el modelo Nutriscore. Ministerio de Sanidad

El código Nutriscore, que se instauró en Francia hace seis meses, consiste en un gráfico en el que el verde oscuro y el verde claro identificarán a los alimentos más saludables; mientras que el naranja y el rojo lo harán con los de menor calidad nutricional. El amarillo queda para los alimentos con una calidad media. Además, lo hace atendiendo al contenido por 100 gramos, a diferencia del sistema que proponen las multinacionales que calcula sobre porciones, algo que según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) podía inducir a error.

La OCU se congratula por la iniciativa del Gobierno, que valora mejor que el etiquetado propuesto por la industria, aunque espera que este atienda a más criterios y refleje "información adicional para los consumidores que la necesiten por salud", como la presencia de aditivos o el grado de procesamiento del producto.

Sanidad, que asegura que ha estudiado otros modelos, sostiene que al querer llevar Nutriscore a las etiquetas sigue las recomendaciones de las sociedades científicas y de la Organización Mundial de la Salud OMS. La investigadora en nutrición de la Universidad de París 13, Pilar Galán, recordó en una entrevista en la agencia Efe que "es una obligación informar de manera comprensible a los consumidores sobre la calidad nutricional del alimento que va a consumir". Galán aseguró que este modelo es el favorito de los españoles "tanto en la intención de compra como en confianza". La propia Carcedo ha defendido Nutriscorefrente al resto de modelos, que ha asegurado, "no han sido implantados por las administraciones".

Más allá de las etiquetas

El Ejecutivo de Pedro Sánchez también tiene intención de prohibir la venta de "alimentos con perfiles nutricionales poco saludables" en los colegios. Lo hará con el objetivo reforzar la Estrategia NAOS (Nutrición Actividad física, y Prevención de la Obesidad) también y necesitaría desarrollar la ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Carcedo ha avanzado que los contratos de adjudicación a proveedores, servicios de catering, cantinas y maquinas de vending deberán contar con criterios de calidad nutricional además de los de seguridad que ya se exigen. Y para ello desarrollaran en coordinación con las autonomías un protocolo al que atenerse que seguirá las recomendaciones de la UE y la OMS. "Es necesario que los espacios públicos de todo tipo se conviertan en centros promotores de la salud", ha señalado Carcedo. 

La publicidad de alimentos y bebidas dirigida a los menores de edad también será objeto de regulación. Sanidad advierte de que esta influye en las preferencias de los niños y niñas. Por ello, limitaran estos anuncios dirigidos a los menores de 15 años. Y que, además, tendrán que ceñirse a los criterios éticos del Código PAOS regulación, que desde 2005 reduce la presión de venta sobre población infantil de estos productos con el objetivo de limitar la incidencia de la obesidad infantil. 

En España, según un estudio publicado en mayo de este año por la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la OMS, en torno a un 40% de los menores sufren sobrepeso y de estos un 19% de los niños —casi uno de cada cinco— y un 17% de las niñas sufren son obesos. Solo Chipre supera estas cifras. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información