Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno elaborará la lista de suelos con lodos radiactivos tras la polémica del Jarama

El Consejo de Seguridad Nuclear tiene pendiente elaborar el catálogo desde hace una década

Una de las zonas de enterramiento de los lodos radiactivos en el término municipal de Borox (Toledo).

El Ministerio para la Transición Ecológica tiene la intención de elaborar el catálogo de suelos y masas de agua contaminados por vertidos radiactivos, pendiente desde 2008. Un portavoz del departamento que dirige Teresa Ribera ha sostenido este viernes que este listado "está en la agenda de trabajo" del secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal.

La ausencia del inventario ha saltado ahora a la actualidad tras revelar EL PAÍS la existencia de ocho zanjas en los márgenes del Jarama. Allí, la dictadura enterró lodos contaminados por un vertido radiactivo en el actual Ciemat en 1970. Las zanjas nunca han estado señalizadas ni delimitadas. El Ciemat y el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) descartan, en todo caso, que haya riesgo para la salud.

"Hace ya más de diez años que el reglamento sobre instalaciones nucleares y radiactivas exige la elaboración de un inventario (...), sin que a fecha de hoy este exista, sin que se hayan dado jamás cumplidas explicaciones al respecto", sostiene un escrito presentado por Unidos Podemos en el Senado. La moción insta al Ejecutivo a que impulse en "el plazo de seis meses" y a través de la colaboración con el CSN y las comunidades autónomas la elaboración del catálogo. Una vez aprobado, según esa moción, se deberá enviar a las Cortes y los Parlamentos de las autonomías afectadas.

El real decreto 35/2008, que sirvió para modificar el reglamento sobre instalaciones nucleares, fijaba que el CSN debe realizar ese inventario. En esta década transcurrida no se ha aprobado, algo que había pasado casi desapercibido hasta que ahora se ha descubierto la existencia de los ocho cementerios en los que se enterraron en 1971 lodos contaminados con cesio-137 y estroncio-90. Unidos Podemos –a través de Juan López de Uralde (Equo)– ha dirigido esta semana varias preguntas al Ejecutivo sobre esas zanjas.

"¿Qué medidas piensa tomar el Gobierno para garantizar una información pública y accesible acerca de estos enterramientos? ¿Considera necesario el Gobierno informar previamente a la Confederación Hidrográfica del Tajo, como propietaria de los suelos, para coordinar las medidas a llevar a cabo?", cuestiona Unidos Podemos en otro escrito presentado en el Congreso. Efectivamente, la propietaria de los terrenos desconocía la existencia de los enterramientos. Tampoco sabían de ellos alcaldes de municipios –como Borox (Toledo) o San Martín de la Vega (Madrid)– en los que hay zanjas. PSOE y Podemos quieren que el presidente del CSN, Fernando Marti, comparezca por este asunto en el Congreso.

El CSN, el anterior Ministerio de Energía y Enresa –la empresa pública de residuos radiactivos– constituyeron en 2010 un grupo para hacer el catálogo. Los técnicos del CSN redactaron un borrador de decreto, que no salió de los cajones. En el CSN argumentan que es competencia del Ejecutivo "la declaración de un suelo como contaminado". Y añaden que se necesitaba modificar la ley de energía nuclear. En la última década ni los Gobiernos del PSOE ni los del PP han modificado esa norma para aprobar el catálogo.

Entre las dificultades para elaborar ese catálogo de suelos afectados por contaminación radiactiva fuentes del CSN resaltan la complejidad de establecer la "definición de suelo contaminado" y de los niveles para declararlo como tal. También, la necesidad de realizar un rastreo de los terrenos "sospechosos" de haber sido contaminados en el pasado –como los del Jarama–. O las posteriores responsabilidades sobre esos terrenos y su restauración.

Más información