Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE asegura que el fraude de la carne de caballo está controlado

Los nuevos análisis encuentran trazas de equino en solo el 0,61% de las muestras

El escándalo de la carne de caballo vendida como si fuera de vaca, un fraude que el año pasado sembró la alarma en Europa al afectar a más de una veintena de países, parece controlado. Los resultados de los nuevos análisis que ha ordenado la UE para saber si la estafa persiste revelan que solo 16 de las 2.622 muestras de ternera analizadas en todos los países miembros contenían equino no declarado; es decir, el 0,6% del total. Hace un año, en la primera ronda de control, dieron positivo el 4,6% de las muestras.

En España se ha detectado un único caso de fraude (el 0,6% de las 160 muestras examinadas). Es una importante mejora respecto a los resultados de 2013, cuando identificó fraude en el 4% de las muestras. "Los resultados confirman que nuestros esfuerzos colectivos están dando frutos y que el aumento de los controles para descubrir el fraude alimentario está teniendo un impacto real", explica el comisario de Sanidad, Tonio Borg, en un comunicado emitido esta mañana. "La restauración de la confianza de los consumidores en nuestra cadena alimentaria es vital para nuestra economía, dado que la alimentación es uno de los sectores económicos más importantes de la UE", añade.

Bruselas ha financiado la mitad de los costes de laboratorio de estos análisis. La Comisión Europea tiene en marcha varios planes para seguir reforzando la capacidad de los países miembros para hacer frente a los fraudes alimentarios, como la creación de una red de alerta similar a la que existe para advertir de problemas de seguridad alimentaria.