Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

44 de 48 exhumaciones permiten descartar casos de bebés robados

La compatibilidad genética apunta a que los padres que denunciaron lo eran de los niños muertos

El 91,7% de las pruebas de ADN realizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses a partir de exhumaciones de recién nacidos ha permitido comprobar la compatibilidad genética con los padres que han denunciado robos de bebés desde 2011 hasta la fecha. Así lo ha explicado la directora del organismo, Gloria Vallejo, en una comparecencia ante la Comisión de Justicia del Senado para explicar las medidas adoptadas en la investigación de los casos de niños robados.

"Desgraciadamente, por falta de justicia, por ineficacia o por incompetencia, la inmensa mayoría de las denuncias se archivan. O sea, que el 91% bien, pero ¿de cuántas?", pregunta incisiva Soledad Luque, presidenta de la asociación Todos los niños robados son también mis niños. "El problema es que no sabemos ni siquiera cuántos archivos hay, cuántos han solicitado exhumación, cuántas se han hecho y, sobre estas, cuáles son los resultados genéticos. No nos informan", se lamenta a las afueras del consulado argentino, donde este martes se ha realizado la segunda jornada de videoconferencias relativas a la Querella argentina contra los crímenes del franquismo. El lunes declaró María Bueno, presidenta de la asociación andaluza ALUMBRA y ayer martes Flor Díaz Carrasco, presidenta de SOS Bebés Robados de Euskadi. Ambas presentaron hace un año las querellas de sus respectivas organizaciones, integradas en la Coordinadora Estatal de apoyo a la Querella argentina CeAQUA. 

De momento, según los datos expuestos por Vallejo, se han recuperado los restos óseos de 48 recién nacidos procedentes de exhumaciones. En 44 se ha comprobado la compatibilidad genética con los progenitores que denunciaron la supuesta sustracción y cuatro se han excluido por distintas causas como un cambio de tumba o una localización inexacta. Vallejo ha hecho hincapié en el rigor del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que cuenta con un laboratorio reconocido técnicamente para realizar su trabajo y una base de datos específica para introducir los perfiles de ADN cedida por el FBI. En julio del año pasado, se disponía de 80 perfiles genéticos introducidos y validados. Ahora ya son 186.

"Nosotros queremos la verdad. Y si la verdad es que el ADN de los restos exhumados coincide con el de los padres, será una buena noticia para muchas familias que por fin podrán descansar tranquilas", apunta Luque. "Pero, ¿cuántas exhumaciones y pruebas de ADN quedan por hacer? ¿Cuántas familias han quedado fuera? Tendremos que seguir buscando".