Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cáritas: “Lo que manda son los presupuestos, no la ayuda al desarrollo”

La organización humanitaria denuncia que las cuentas públicas para 2013 reducen casi a la mitad la ayuda para cooperación

España reduce su ayuda a los más los países más pobres
España reduce su ayuda a los más los países más pobres AFP

La directora de Cooperación Internacional de Cáritas Española, Natalia Piero, ha denunciado esta mañana que los Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 recortan en un 45% (1.632 millones menos que en los de 2012) la ayuda oficial al desarrollo, cifra que, sumada a los recortes destinados a las comunidades autónomas y locales, sitúa la ayuda al desarrollo española en niveles inferiores al año 2005. Esto aleja aún más la cooperación española del objetivo del 0,7%, y la sitúa en el 0,23% de la renta nacional bruta.

Para Peiro la prioridad "son los presupuestos, no la ayuda a la cooperación y al desarrollo”. Además, con respecto al nuevo plan director de la cooperación para los próximos tres años, que el Gobierno tiene previsto aprobar, y que refuerza el papel de la cooperación reembolsable, Peiro ha subrayado que el nuevo modelo "dará más protagonismo a los ministerios de Hacienda y Economía, donde prevalecen y priman los intereses económicos frente a las ayudas al desarrollo".

Asimismo, la directora de Cooperación Internacional de Cáritas Española, ha destacado que "estos dramáticos recortes" afectan no solo a las cantidades de dinero destinadas a este ámbito, sino también a "los espacios en los que se debate la importancia de la ayuda y la cooperación".

La organización también ha subrayado que las organizaciones no gubernamentales "son las que impulsan el desarrollo con sus proyectos internacionales", y "su capacidad de acción se verá muy reducida y mermada por la falta de recursos".

La responsable de Cáritas se ha mostrado de acuerdo con una mayor participación de las empresas y de otras entidades en los programas de cooperación.

En el año 2011, la organización diocesana invirtió 29,3 millones en cooperación al desarrollo, de los cuales 20,4 millones procedían de fondos privados y el resto, unos 8.9 millones del sector público.