La crisis causa estragos en los tesoros arqueológicos de Grecia

Las excavaciones clandestinas proliferan y los museos pierden vigilancia y seguridad, denuncian los científicos

Esculturas expuestas en el interior del Museo de la Acrópolis de Atenas.
Esculturas expuestas en el interior del Museo de la Acrópolis de Atenas.EFE

Las exploraciones arqueológicas y la investigación se abandonan, los tesoros guardados en los museos están en peligro por falta de vigilancia y las excavaciones clandestinas, de aficionados o de bandas criminales, proliferan en Grecia. Los expertos vaticinan que en los próximos años van a ir emergiendo al mercado antigüedades de origen griego y procedencia más que dudosa. Las estrictas medidas de austeridad ante la crisis están causando estragos en la riquísima herencia cultural de Grecia. Lo están denunciando ya los científicos, como la Asociación de Arqueólogos Griegos, que ha alertado de recortes de personal de más de un 10% que pueden convertirse en un 35% o incluso 50%, denuncia la revista Nature. “Los museos, que no pueden costearse ya medidas de seguridad, están sufriendo asaltos armados. Y bandas criminales organizadas están explotando el caos en una erupción de excavaciones ilegales y de tráfico de antigüedades”, escribe Leigh Phillips en la publicación británica.

El ministerio de Cultura griego ha sufrido un recorte presupuestario del 35%, según informó Reuters, y ha despedido a 2.000 personas. El pasado mes de febrero, unos asaltantes armados robaron piezas de bronce y cerámicas del Museo de Olimpia.

Los arqueólogos sufren una situación dramática, denuncia la asociación: a los jóvenes se les ha reducido el salario en un 35% y cobran 670 euros al mes, por lo que muchos se buscan trabajos complementarios para subsistir, mientras que a los veteranos con más experiencia se les obliga a aceptar la prejubilación. En estas condiciones, el desarrollos de las investigaciones está seriamente comprometido.

Despina Koutsoumba, presidenta de la Asociación de Arqueólogos Griegos, explica que se ha cortado la financiación de proyectos de investigación, excepto aquellos comprometidos con acuerdos internacionales. El año pasado se descubrieron, en unas obras del metro, unos largos muros de que unen Atenas con el puerto del Pireo construidos en la época de Pericles. “Los muros hasta el puerto eran vitales y jugaron un gran papel en la guerra del Peloponeso ya que unían la ciudad con el mar, y su fuerza estaba en la flota”, explica Koutsoumba. La excavación arqueológica se suspendió sin estar completa y no se podrá retomar cuando las líneas de metro estén concluidas. Una importante oportunidad perdida.

El incremento del saqueo de los tesoros de la antigüedad griega es desolador. Hay gente desesperada por la crisis que recurre a excavaciones ilegales en busca del hipotético tesoro enterrado. Pero especial daño están haciendo las bandas criminales que realizan excavaciones más profesionales. “Siempre se registra un aumento de estos delitos en regiones ricas en antigüedades durante los tiempos de crisis, como Egipto en los últimos años, Iraq o Afganistán”, comenta en Nature Christos Tsirogiannis, arqueólogo forense de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, especialista en la persecución de traficantes internacionales.

La Asociación de Arqueólogos Griegos denuncia que las políticas económicas dictadas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional pueden provocar “la destrucción tanto de nuestro país como de nuestra herencia cultural”. La Comisión Europea niega en declaraciones a Nature que la culpa sea de los recortes, que Grecia ha recibido grandes cantidades de dinero para la herencia cultural y que muchas instituciones del país se han salvado, precisamente, con la ayuda de la UE. “Pero hay límites a lo que nosotros podemos hacer. La principal responsabilidad reside en los estados”, añade Dennis Abbott, portavoz del comisario de Cultura y Educación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS