Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La deuda de las Administraciones con las clínicas privadas es de 2.147 millones

El total de la asistencia concertada supuso en 2009 7.302 millones

Era el sector que faltaba, y ha dado los datos. Las clínicas privadas que realizan servicios para la sanidad pública no se libran de la morosidad de las Administraciones autonómicas –que son las que deben pagarles-. De acuerdo con un informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), que agrupa a este sector, la deuda que soportan es de 2.147 millones.

Este importe se desglosa en dos: los centros concertados (que facturan mayoritariamente al sector público), con 709 millones, y las clínicas privadas que prestan algún servicio (hacer pruebas como las ecografías o analíticas, o unidades como la oftalmología y la rehabilitación), con los 1.462 millones restantes.

Con estos datos se completa la deuda de las comunidades: redondeando, más de 6.000 millones con los laboratorios, 4.000 millones con los proveedores de tecnología sanitaria, 2.000 millones con las oficinas de farmacia y estos 2.000 millones por los servicios subcontratados.

Y no es todo, ya que no se sabe lo que deben a otros proveedores, desde contratas de limpieza, administración, informática, seguridad…. etcétera.

El dato, que ha sido presentado esta mañana por Juan Abarca, presidente de IDIS, se ha “obtenido de la extrapolación de los datos de facturación, deuda y periodo medio de pago de una muestra de cien hospitales privados de España”.

Las cifras son de 2009, por lo que laos datos actuales serán seguramente muy superiores (en los pagos a laboratorios ha aumentado un 92% en ese periodo). Abarca calcula que puede ser entre un 20% y 30% más, lo que supone aproximadamente otros 500 millones.