Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONT quiere duplicar las donaciones de órganos tras muerte cardíaca

El objetivo es romper con el estancamiento en la tasa de donantes

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) apuesta por extender la donación en asistolia (la ausencia completa de actividad eléctrica en el miocardio) por toda España, implicando a ciudades de tamaño medio con el objetivo de alcanzar que este tipo de donación llegué al 20% del total. Los datos de 2010 muestran que 1 de cada 12 donantes en España donó por esta vía, lo que representa un 8,2% del total. De momento tan solo siete hospitales cuentan con programas de donación en asistolia en España aunque otros 13 centros de ciudades medianas "proyectan en la actualidad su implantación", ha argumentado esta mañana Rafael Matesanz, director general de la ONT.

El secretario general de Sanidad en funciones, Alfonso Jiménez Palacios, ha explicado en la inauguración de la 'Conferencia de Consenso Nacional sobre Donación en asistolia', organizada por la ONT, en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña que "se trata de otra medida puesta en marcha por la ONT para adaptarse a los cambios en el perfil del donante y compensar el descenso de las donaciones por muerte encefálica y sobre todo, las procedentes de accidentes de tráfico". El objetivo es incrementar paulatinamente este tipo de donaciones por toda España, en colaboración con las comunidades autónomas mediante la implantación de programas de donación en asistolia en hospitales de ciudades de tamaño medio. Son programas complejos que requieren una gran coordinación entre diferentes servicios médicos, los coordinadores hospitalarios de trasplantes, jueces y forenses.

España ya es pionera en donación en asistolia no controlada, la que se practica cuando por ejemplo una persona fallece en la calle por un infarto, una muerte eléctrica o un traumatismo y los servicios de emergencia no han podido restablecer su latido cardíaco durante 30 minutos y la familia da su consentimiento. Según la información registrada en la ONT, este tipo de donación se inició en nuestro país a principios de los años noventa en el CHUAC de la Coruña (antiguo Juan Canalejo). En los años siguientes (1995- 1996) hospitales como el Clínic de Barcelona y el Clínico de San Carlos de Madrid desarrollaron programas de donación en asistolia no controlada, en colaboración con los servicios de emergencias extrahospitalarios. A ellos se sumaría posteriormente el Hospital 12 de Octubre de Madrid. La tarea pendiente es la donación en asistolia controlada.

Según el Observatorio Mundial de Trasplantes, el 7% de todos los donantes de personas fallecidas son donaciones en asistolia. En la mayoría de los países en los que se ha desarrollado este tipo de donación, predomina la donación en asistolia controlada, que se da con pacientes que están ingresados en una UCI, al que los médicos, por la gravedad, deciden que hay que limitar su tratamiento tras el consentimiento de la familia, a la que se le plantea la donación. Este tipo de donaciones predomina en países como Estados Unidos, Canadá, Japón, Holanda, Reino Unido o Bélgica. En Canadá y EE UU, por ejemplo, esta modalidad representa el 8 y el 11% respectivamente de todas las donaciones. En Japón es la principal fuente de órganos para trasplante, ya que el concepto de muerte encefálica acaba de incorporarse a su legislación.