Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecologistas critican que la Comunidad impida alimentar a animales vagabundos

El Gobierno regional anuncia el cambio en la normativa de protección animal, pero sin detallar las propuestas

Los niños, y los no tan niños, ya no podrán golpear el escaparate de una tienda para llamar la atención los cachorros que se exhiben al público con la esperanza de que alguien se los lleve. El Gobierno regional anunció ayer que endurecerá la legislación de protección animal vigente, sin actualizar desde 1990, para, entre otras cosas, impedir este sistema de venta. No es la única novedad. Estará prohibido, y conllevará sanciones de 300 a 1.500 euros, alimentar a animales vagabundos o salvajes, ejercer la mendicidad con ellos y no informar sobre su pérdida o muerte.

También será falta grave fomentar comportamientos agresivos en los animales, mantenerlos en condiciones que supongan sufrimiento para el animal o no proporcionarles los tratamientos veterinarios necesarios. Se castigará el abandono, se vigilará la proliferación de animales exóticos y se fomentará la adopción de mascotas. La falta más grave, castigada con hasta 30.000 euros, será por la grabación de imágenes de contenido cruel o que supongan maltrato animal.

No está claro, sin embargo, cómo se ejecutará la ley. ¿Quién multará a los osados que tiren migas de pan a los pájaros? La Comunidad no ha proporcionado una copia en detalle de las propuestas. Una portavoz ha explicado que "en estos momentos solo se publica la nota de prensa". Ha asegurado que "solo se trata de una propuesta de ley" y que los detalles "pueden cambiar".

Pero el anuncio del Gobierno regional ya ha generado reacciones entre las asociaciones por los derechos de los animales. Theo Oberhuder, coordinadora de campañas de Ecologistas en Acción admite que la propuesta contiene "algunas medidas positivas, como la prohibición de tener mascotas en los escaparates de las tiendas", pero en general ve "negativa" la proposición de los populares. "Tiene una visión de los animales como meros objetos y no reconoce sus derechos ni asegurarles unas condiciones mínimas", dice.

La idea de multar a quien dé de comer a los animales en la calle es la que más polémica ha generado. "Sería más lógico poner una medida para controlar estos animales en lugar de intentar dejarles morir de hambre", dice Oberhuder, que explica que en Barcelona se les controla dándoles una alimentación que lleva un producto farmacéutico que previene su reproducción.

La Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (Fapam) se ha sumado a la crítica y ha manifestado su "total rechazo" a la medida. La presidenta, Matilde Cubillo, considera que esta medida dejará en "desamparo" a los animales abandonados en aquellos municipios que no dispongan de servicio de recogida de estos animales y critica que "policías de paisano" vigilen y multen en Madrid a personas que alimentan a gatos, mientras el Ayuntamiento no fomenta la creación de colonias felinas como alternativa al sacrificio de estos animales.

Esta idea la comparte la portavoz de los Ecologistas, que considera que cualquier modificación a la ley debería prohibir en las perreras la práctica de sacrificar a los animales recogidos. Oberhuder cree que las autoridades deberían "hacer más esfuerzo" para que "la gente adopte los animales en lugar de comprar". Y vuelve a citar Barcelona como ejemplo, donde asegura que se "han convertido las perreras en centros de protección de animales", donde no se practica el sacrificio.

El Centro Legal para la Defensa de los Animales también ha reclamado, en declaraciones a Europa Press, que la normativa debería prohibir la venta de animales, imponer el sacrificio cero en las perreras, y apostar por abolir la tauromaquia y el resto de espectáculos con animales. "El proyecto de Ley establece sanciones por alimentar a animales sin hogar. Podemos preguntarnos si veríamos justo sancionar a alguien por dar alimentos a indigentes, y reflexionar sobre por qué entonces alimentar a perros, gatos y palomas ha de ser sancionado", ha criticado el centro.