Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin luz y al unísono

Los monumentos más emblemáticos de las ciudades de cientos de países, edificios de empresas y organismos y hogares particulares se unen a un gesto comprometido. Coge tu vela y súmate

Copenhague fue una decepción y el negacionis¬¬mo gana adeptos mientras las anomalías climáticas se ensañan con la Tierra. Por estos motivos, ha llegado La hora del planeta. España celebrará por segundo año consecutivo un evento que lleva algunos más convocándose en otras partes del mundo y que pretende insuflar ánimos en la lucha contra el cambio climático: pasar de la apatía y el pesimismo a la acción y el optimismo.

"Acabamos de recibir cartas de apoyo para sumarse a la campaña del PSOE y del PP". Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, la organización ecologista que articula la campaña, resalta el salto cuantitativo que se ha dado este año en el número de colectivos de todo tipo que se han apuntado a la campaña. Del Olmo añade que "no se trata sólo de apoyar sin más, se les pide que difundan entre afiliados, empleados y clientes el mensaje del fomento del ahorro y la eficiencia energética y el impulso a las energías renovables, y que nos pasen por escrito de qué manera van a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su actividad".

La cita cumbre será el sábado 27 de marzo, de 20.30 a 21.30, hora local. Para ese momento se espera que más de 200 ciudades en España y 6.000 en todo el mundo sean partícipes directas de algo que va mucho más allá de un apagón de luz durante una hora. "En esta edición hemos querido que sean las personas, empresas y ayuntamientos los protagonistas, y de hecho son ellos los que nos llaman proponiéndonos actividades para desarrollar durante La hora del planeta", afirma Clorinda Maldonado, una de las personas que en WWF España no paran de descolgar y colgar el teléfono y de recibir y mandar correos electrónicos para organizar el evento.

Al cierre de este suplemento, además de los partidos políticos mencionados, han mostrado su apoyo a la campaña empresas como Ikea, Coca-Cola, Telefónica, Vodafone, El Corte Inglés, Inditex, Tetra Pak, FCC y EL PAÍS; centros educativos como las universidades de Vigo, la Complutense de Madrid y la Politécnica de Zaragoza; más de 50 ciudades, entre las que se incluyen Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Alicante y Segovia; Patrimonio Nacional y Paradores de Turismo; decenas de asociaciones ecologistas, de consumidores, de madres y padres de alumnos, y ciudadanos a título particular. "No conozco otra iniciativa igual en la que millones de personas hagan a la vez algo positivo por el planeta", concluye Juan Carlos del Olmo.

En total, más de 100 empresas ya les han confirmado su participación. Eso sí, en la línea que apuntaba Del Olmo, todas reciben una carta de adhesión en la que, entre otras medidas, se comprometen a marcar un objetivo público y medible de reducción de emisiones de CO2 y a aprobar los planes necesarios para lograrlo.

El pasado año, durante La hora del planeta apagaron sus luces monumentos y edificios emblemáticos como la Alhambra de Granada, el Museo Guggenheim de Bilbao, la Torre Agbar de Barcelona, el Empire State de Nueva York, las pirámides de Giza, la Acrópolis y el Partenón de Atenas, el Big Ben de Londres, la Torre Eiffel de París, la Casa de la Ópera de Sidney y el Cristo Redentor de Río de Janeiro. En España, las empresas colaboradoras y patrocinadoras apagarán sus letreros luminosos en centros comerciales y oficinas.

Y que nadie se equivoque, la fiesta de hermandad contra el cambio climático es una cosa, y la presión a las empresas y a China, Estados Unidos y la Unión Europea para que sean más ambiciosos en sus políticas de reducciones de CO2, otra que se mantiene.

Apaga y muévete

La intención de la campaña es que los ciudadanos no se queden simplemente a oscuras en su casa como muestra de apoyo, sino que salgan y se diviertan para reivindicar un compromiso mayor en la lucha contra el cambio climático.

Además de las actividades que cualquiera pueda organizar por su cuenta, aquí van algunas pistas lúdicas para apuntarse a La Hora del Planeta.

- Carrera popular Corre por el planeta, en el Retiro de Madrid. El recorrido es de tres kilómetros y es necesario inscribirse en la página web de WWF. También habrá música y juegos para niños.

- Jorge Drexler ofrece un concierto desenchufado en la tienda principal de Telefónica (Gran Vía, 28) en Madrid.

- En el mirador de San Nicolás de Granada, frente a la Alhambra, habrá un espectáculo flamenco y una exhibición de danza del vientre.

- En Sevilla, la plaza Nueva o la Puerta de Jerez (falta la confirmación oficial) será el escenario de un montaje teatral y del despliegue de un mapamundi iluminado con velas.

- Batucadas, malabaristas, juegos y más diversión se concentrarán en lugares emblemáticos de toda España, como el puente de La Calahorra en Córdoba, la Sagrada Familia en Barcelona, la plaza Mayor de Salamanca o la plaza del Ayuntamiento de Alicante.

- En wwf.es están los eventos actualizados.

Más información