Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paleontólogos brasileños y argentinos descubren un nuevo tipo de gran dinosaurio herbívoro

El futalognkosaurus dukei vivía en la Patagonia y podía llegar a medir entre 32 y 34 metros de largo

Un grupo de paleontólogos brasileños y argentinos han descubierto, en la Patagonia Argentina, fósiles de una nueva especie de dinosaurio herbívoro que está entre los tres más grandes conocidos hasta ahora, según ha anunciado este lunes la Academia Brasileña de Ciencia (ABC).

El futalognkosaurus dukei, como han bautizado al fósil sus descubridores, es además el más completo de los descubiertos hasta ahora y pertenece al nuevo grupo de titanosaurios (denominado Lognkosauria) exclusivos de la región de Patagonia.

La especie encontrada a orillas del Lago Barreales pudo llegar a medir entre 32 y 34 metros de largo, según los paleontólogos, y no comía carne.

"El jefe gigante de los saurios"

Este futalognkosaurus dukei falleció por causas desconocidas y se cuenta con restos bastante completos del ejemplar: cuello, región dorsal y pelvis, así como la primera vértebra de la cola. Según los investigadores, parte del esqueleto del animal habría sido separado por animales carnívoros.

En el descubrimiento participaron investigadores del Museu Nacional de Río de Janeiro, de la Universidad Nacional de Comahue, en Neuquén (Argentina), y del Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza. Los paleontólogos presentaron la réplica de una de las vértebras del dinosaurio, de un metro y diez de largo, y otra de la cola.

El paleontólogo argentino Jorge Calvo aseguró que durante las excavaciones se encontraron, asimismo, fósiles de varios dinosaurios, como las de un megaraptor, especie carnívora que llegaba a medir siete metros. Además de la nueva especie, en la zona se encontraron varios fósiles de otras especies y más de 500 dientes de dinosaurios.

El nombre dado al dinosaurio deriva de la lengua mapuche y significa "el jefe gigante de los saurios" y homenajea, asimismo, a la compañía argentina Duke Energy, que financió la mayor parte de las excavaciones.