Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo avala que los restos de Franco salgan del Valle de los Caídos y vayan al cementerio de El Pardo

Los magistrados han desestimado por unanimidad el recurso de la familia del dictador

Colectivos en defensa de la memoria histórica, este martes, frente al Tribunal Supremo. En vídeo, 'Anatomía de la exhumación de Franco'.

El Tribunal Supremo ha dado este martes el visto bueno para acabar con una anomalía que se ha prolongado 44 años. Seis magistrados han acordado por unanimidad respaldar el plan del Gobierno de Pedro Sánchez de exhumar los restos del dictador del Valle de los Caídos, el monumento que él mismo ordenó levantar para inmortalizar su victoria en la Guerra Civil. El Supremo rechaza que el cuerpo sea trasladado a la catedral de La Almudena, como pedía la familia Franco, y el Ejecutivo podrá inhumarlo en el cementerio de El Pardo. El Gobierno quiere hacerlo antes de que empiece la campaña para las elecciones del 10 de noviembre.

El aval del Supremo a la exhumación de Francisco Franco supone un espaldarazo para el Gobierno de Pedro Sánchez, justo el día en el que el Rey firmó la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones para el 10 de noviembre. La salida del dictador del Valle de los Caídos fue uno de los planes estrella del Ejecutivo socialista desde que llegó al Gobierno, en junio de 2018. Ahora, a las puertas de la campaña electoral, el Ejecutivo cuenta con poder cumplir antes de los comicios lo que prometió, aunque hasta que no se conozca el contenido íntegro de la sentencia (este martes solo se adelantó el fallo) no se sabrá hasta qué punto da luz verde a la ejecución inmediata de la exhumación.

La familia ya ha anunciado que presentará un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por vulneración de derechos fundamentales, lo que puede demorar los planes de Sánchez. De momento, el Gobierno tiene a su favor que el Supremo ha dictaminado que el “interés general” que alega el Ejecutivo debe primar sobre el derecho de la familia a enterrar a Franco en la cripta de la catedral de La Almudena, donde la hija del dictador compró una sepultura. Y lo ha acordado por unanimidad, con el voto a favor de los seis magistrados que han revisado el caso (Jorge Rodríguez Zapata, Celsa Pico, José Luis Requero, Pilar Teso, Segundo Menéndez y Pablo Lucas, que es el ponente de la sentencia).

El Supremo avala que los restos de Franco salgan del Valle de los Caídos y vayan al cementerio de El Pardo

La sala tardó poco más de una hora en rechazar en su totalidad el recurso de la familia Franco, que se oponía tanto a la exhumación como a que el cuerpo fuera enterrado en el cementerio de El Pardo, donde yace Carmen Polo, la esposa del dictador. El ponente expuso a sus compañeros un borrador que fue asumido por toda la sala. Ningún magistrado mostró oposición al plan del Gobierno y, aunque surgieron leves discrepancias respecto a alguno de los argumentos jurídicos en los que se basó la decisión, estas se solventaron sobre la marcha y, según las fuentes consultadas, no se plasmarán en votos particulares.

El Gobierno de Sánchez asegura que lo tiene todo listo para exhumar el cuerpo del dictador. Y lo quiere hacer con rapidez, sin alharaca, ni exhibición innecesaria. La rapidez vendrá dada por el levantamiento de todos los obstáculos legales, aunque el Ejecutivo considera que estos se desvanecerán con una sentencia del Supremo.

Además del anunciado recurso de la familia del dictador ante el Constitucional, el principal escollo para el Gobierno es la suspensión de la licencia urbanística para iniciar los trabajos en el interior de la basílica de Cuelgamuros dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 3 de Madrid. El juez José Yusty adoptó esta decisión en febrero pasado a partir de un informe encargado por la Fundación Francisco Franco que concluía que el proyecto ponía en riesgo “la seguridad de personas y bienes”.

Dudas urbanísticas

Fuentes judiciales señalan que los magistrados del Supremo abordaron en su reunión de este martes los aspectos urbanísticos de la exhumación, incluida esta suspensión cautelar de la licencia. Según estas fuentes, el alto tribunal no va a interferir en ese otro procedimiento jurídico ni va a decirle al juez que paralizó los trabajos cómo tiene que actuar. Pero la sentencia del Supremo va a dar respuesta a todas las cuestiones urbanísticas que plantea la exhumación. El juez y las partes personadas en ese procedimiento tendrán que leer la resolución y actuar a partir de las consideraciones que haga el alto tribunal, señalan estas fuentes.

El Ejecutivo aguardará también a leer el contenido de la sentencia para tomar decisiones. Pero en ningún caso querría que la exhumación se prolongara más allá del mes de octubre para evitar que coincida con la campaña electoral. La sobriedad con la que pretende actuar el Gobierno, según las primeras impresiones, es compatible con la alegría que se desató en la sede federal del PSOE, en la calle Ferraz, de Madrid, igualmente expresada por muchos dirigentes.

“Estamos ante una dignísima noticia para la democracia”, afirmó la vicepresidenta, Carmen Calvo, que ha conducido el proceso debe culminar con la salida del dictador de Cuelgamuros. La dirección socialista no cree que el plan para exhumar a Franco vaya a ser exprimido en campaña por la oposición, salvo por Vox, Según los socialistas, el PP y Cs deben medir las acusaciones de “electoralismo” porque corren el riesgo de acusar al Supremo de haber querido apoyar al PSOE. En todo caso, el partido de Sánchez confía en que el electorado de la izquierda sí estará satisfecho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información