Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruz prepara el Senado con la vista puesta en la investidura de Sánchez

La Cámara alta constituirá la diputación permanente el día 24 y el PP protesta por el supuesto retraso

Manuel Cruz (sentado) recibe el aplauso de los senadores socialistas tras su elección como presidente del Senado.
Manuel Cruz (sentado) recibe el aplauso de los senadores socialistas tras su elección como presidente del Senado. EFE

El presidente del Senado, Manuel Cruz, quiere que la Cámara esté en condiciones de funcionar a pleno rendimiento el próximo mes de septiembre, en previsión de que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, haya superado el debate de investidura y pueda haber formado un nuevo Ejecutivo, e incluso aunque no lo logre y se abra otro escenario. Para ello, el 24 de julio (el día después de la primera sesión del debate de investidura, que se celebra el 22 y 23) ha convocado la constitución de la diputación permanente, el máximo órgano de la Cámara.

Con el acuerdo de los grupos, Cruz también ha citado a sus representantes el último día de julio para crear todas las comisiones del Senado (las legislativas y las no legislativas). Las comisiones legislativas son siempre un reflejo de la estructura del Gobierno, por lo que se confía en que Sánchez ya habrá nombrado su nuevo gabinete y el Senado podrá adaptarlas a su formato. Para ello, el Senado tendría que celebrar un pleno el 30 de julio, que convocaría la diputación permanente, y modificar el artículo 49 del reglamento en función de esta nueva estructura, como se ha hecho habitualmente después de cada nuevo Ejecutivo.

Sánchez necesita mayoría absoluta en la primera votación (176 diputados de los 350 que conforman el Congreso), que se celebrará el día 23, y mayoría simple en la segunda, que se llevaría a cabo 48 horas después de la primera. Si no recibiera el respaldo del Congreso, se abriría un plazo de dos meses para que el candidato consiguiera los apoyos que le faltan. Si no lo lograra, el Rey disolvería las Cortes y convocaría unas nuevas elecciones, que se celebrarían el 10 de noviembre.

En el caso de que Sánchez no resultara elegido por el Congreso, el Senado mantendría la creación de las comisiones para el día 31, según fuentes parlamentarias, y procedería a su modificación en el momento en que hubiera nuevo Gobierno. El propósito es que todos los órganos estén en funcionamiento para septiembre en una legislatura en la que Cruz tiene previsto imprimir un nuevo rumbo al Senado.

En su primer discurso tras su elección como presidente de la Cámara alta, el pasado 21 de mayo, Cruz aludió al tradicional anhelo de una reforma del reglamento y de la Constitución para que el Senado se convirtiera "por fin, en lo que originalmente se quiso que fuera: una Cámara centrada en el diálogo entre distintas Administraciones del país y en la atención y el impulso de la cohesión territorial de España". Pero acto seguido anunció que no esperaría a que llegaran esas reformas para "hacer del Senado una auténtica Cámara territorial influyente", lo que consideró "insoslayable para debatir y construir el futuro inmediato de España y de sus nacionalidades y regiones".

El PP quiere someter a control al Gobierno

El PP, sin embargo, se ha sentido contrariado con la decisión de Cruz respecto a la diputación permanente. El secretario cuarto de la Mesa del Senado, Rafael Hernando, ha arremetido contra el presidente de la Cámara por haber decidido "unilateralmente" retrasar dos meses la constitución de este órgano que asume las funciones del Senado en períodos inhábiles y que el PP considera que ya debería de estar activo. Hernando ha acusado a Cruz de violar dos artículos del reglamento de la Cámara: el 36, que establece que corresponde a la Mesa determinar el calendario de actividades del pleno y de las comisiones, y el 45, que fija que la diputación permanente se constituirá "tan pronto como se constituya definitivamente la Cámara".

Para el grupo popular, aunque el Gobierno esté en funciones ya puede ser sometido a control parlamentario de la oposición. Hernando se ha referido a una reciente sentencia del Tribunal Constitucional que avala esta posibilidad y ha calificado al presidente del Senado de "empleado de la sede socialista de Ferraz" por someter el calendario del Senado a "lo que a Sánchez le pueda convenir".

Tras la comparecencia de Hernando, el por ahora portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, ha presentado un escrito pidiendo el amparo de la Mesa y solicitando a Cruz la convocatoria inmediata de la diputación permanente en base al artículo 45 del reglamento. Según el documento, el presidente del Senado anunció en la reunión de la Mesa del pasado 25 de junio que la diputación permanente se constituiría el 2 de julio, estableciendo un plazo hasta el 28 de junio para que los grupos propusieran los nombres de sus senadores para el órgano. La diputación estará integrada por 36 senadores en la actual legislatura: 19 del PSOE, 10 del PP, dos de ERC-EH Bildu y uno, respectivamente, de Ciudadanos, PNV, Unidas Podemos, Junts-Coalición Canaria y Grupo Mixto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información