Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de información de la Policía el 1-O asegura que no conoció el plan de los Mossos hasta el día de la votación

El comisario sostiene que el objetivo del cuerpo catalán "no era impedir" el referéndum

El 'exconseller' de Presidencia Jordi Turull, sentado en la primera fila del banquillo de los procesados en el juicio del 'proces'. Detrás, el 'exconseller' de Territorio Josep Rull. En vídeo, declaraciones del jefe de información de la Policía el 1-O durante el juicio.

La declaración este martes en el juicio del procés del jefe de información de la Policía Nacional para el 1-O ha agrandado la brecha entre las versiones de los agentes estatales y las de los Mossos d’Esquadra. El testigo, un comisario citado a petición de la Fiscalía, ha asegurado que los mandos de la Policía Nacional no conocieron el plan de actuación de los Mossos antes de la consulta independentista por lo que, hasta ese día, no sabían que la policía autonómica solo iba a enviar a una pareja de agentes a cada centro de votación. Su testimonio coincide con lo declarado en sesiones anteriores por otros mandos de la Policía Nacional y por las decenas de agentes de la Guardia Civil que han comparecido ya en la vista oral, pero contradice la dada por los jefes de los Mossos, que sostienen que su plan fue validado por los otros cuerpos.

Los tres cuerpos policiales mantuvieron varias reuniones de coordinación previas al 1-O, encabezadas por el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, designado por la Fiscalía coordinador del dispositivo policial para la consulta independentista. Pero los testimonios de agentes que se están escuchando en el juicio están constatando la ineficacia de esa coordinación. La declaración este martes del jefe de información del 1-O de la Policía Nacional va en la misma línea. A pesar de su cargo, ha asegurado que no conocía antes del 1-O cuál era el plan de actuación de los Mossos y que hasta las 6.30 del día del referéndum no se percataron de la "insuficiencia" del dispositivo de la policía autonómica. “Lo dedujimos a esa hora. Teníamos que esperar a tener constancia de ello”, ha afirmado el agente. La orden de actuar, ha dicho, llegó sobre las 8.30.

El comisario ha criticado el dispositivo de los Mossos, no solo en cuanto a su diseño, sino también por la actitud de la mayoría de los agentes autonómicos. “Los binomios [las parejas de mossos] estaban en actitud expectante. Contemplativa”, ha asegurado. El testigo tuvo la responsabilidad de analizar todas las actas de actuación levantadas por sus agentes en los centros de votación y, de ellas se deduce, según su versión, que el objetivo era “facilitar el referéndum”. “Pudo haber alguna actuación a título personal, pero todo lo que pasó te hace pensar que el plan estaba así diseñado”, ha afirmado el comisario a preguntas del fiscal.

El testigo ha referido algún caso en el que los mossos desplegados en los colegios ayudaron y protegieron a los agentes de la Policía Nacional, pero también ha dicho recordar otras situaciones en las que agentes de la policía catalana se movieron de un centro a otro para “seguir obstaculizando” a los agentes estatales. Otros agentes de la Policía que declararon tras el comisario han confirmado esta versión. El abogado del exconsejero del Interior Joaquim Forn ha alegado que no es que la pareja de mossos enviada a los colegios fuera deliberadamente pasiva, sino que eran agentes de seguridad ciudadana y, por tanto, no estaba equipados para enfrentarse a los centenares de ciudadanos que se agolpaban en los centros. Según los Mossos, este reparto de papeles es el que se había pactado entre los tres cuerpos. Según los agentes estatales, este acuerdo no fue tal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información