Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Moncloa decidirá la fecha de las elecciones tras la votación de los Presupuestos

El Gobierno ve "precipitada" la convocatoria el 14 de abril, avanzada por la agencia Efe

Pedro Sánchez en La Moncloa en una imagen de archivo. En vídeo, declaraciones de Adriana Lastra (PSOE).

Las dificultades para aprobar los Presupuestos pueden suponer una aceleración del ciclo electoral. El probable fracaso de las cuentas el próximo miércoles ha desatado las especulaciones sobre la fecha de la convocatoria. Las fuentes consultadas por EL PAÍS apuntan al superdomingo de mayo: convocar las generales coincidiendo con las municipales, autonómicas y europeas. La agencia Efe ha señalado que otra opción es el 14 de abril, para separar las generales del resto de comicios, como quieren los barones socialistas. Fuentes del PSOE han explicado que "jamás" se ha hablado hasta ahora del 14 de abril. Y desde La Moncloa trasladan a este diario que "es precipitado" dar por hecha ninguna fecha electoral porque la decisión se tomará después de la votación del miércoles si, como todo parece indicar, los Presupuestos caen por las enmiendas a la totalidad, a las que se sumarán los votos del PP y Ciudadanos, y muy probablemente las de los independentistas catalanes.

"No hay ningún miembro de la dirección del PSOE que esté hablando del 14 de abril para elecciones generales", ha asegurado Adriana Lastra, portavoz socialista en el Congreso. El Ejecutivo baraja distintas opciones, y los rumores sobre el 14 de abril vendrían a presionar a ERC y el PDeCAT para salvar la votación sobre los Presupuestos: el Gobierno aún no descarta por completo que los independentistas reconsideren su posición, si bien el president Quim Torra ha vinculado esta mañana el apoyo a las cuentas a que el Ejecutivo admita el derecho a la autodeterminación. Para esa posible convocatoria de elecciones en abril, el Gobierno debería disolver las Cortes y convocar las elecciones la semana que viene, el próximo 19 de febrero, para cumplir los 54 días que establece la ley. En este caso, las elecciones generales estarían separadas 42 días de las municipales y europeas. 

El Gobierno estaba estudiando un posible adelanto de las elecciones generales desde que los independentistas catalanes anunciaron que presentaban enmiendas a la totalidad de los Presupuestos, algo que, de salir adelante el próximo miércoles, compromete la estabilidad de la legislatura. Sánchez anunció el pasado viernes, a través de la vicepresidenta Carmen Calvo, que daba las negociaciones con el PdeCAT y ERC por rotas. Otra de las posibilidades que se barajaba en el Ejecutivo era la celebración de un "superdomingo" el 26 de mayo, en el que coincidirían las elecciones autonómicas, municipales, europeas y quizás generales.

El presidente del Ejecutivo ha arremetido este mismo lunes contra el independentismo y "las derechas" por bloquear los Presupuestos. El presidente catalán Quim Torra se ha mostrado abierto a volver a sentarse a la mesa si se cumplen tres requisitos mínimos: que se pueda "hablar" del derecho a la autodeterminación, algo que no acepta el Gobierno, que se acepte la figura del relator o mediador y que no se produzcan detenciones "arbitrarias" a miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR). "No podemos renunciar a lo que somos. No volveremos a negociar los Presupuestos si en el papel no está el derecho a la autodeterminación", ha asegurado Torra en una entrevista a Catalunya Ràdio.

Podemos, único partido que había pactado los Presupuestos con el Gobierno socialista, sigue confiando en que los partidos independentistas catalanes rectifiquen y no tumben el acuerdo de Presupuestos al que llegaron con el Gobierno en el Congreso este miércoles. "Aún hay tiempo para llegar a acuerdos, seguiremos trabajando, pero debemos ser realistas", ha escrito Pablo Iglesias, líder del partido y que está de permiso de paternidad, en su cuenta de Twitter, informa Ana Marcos.

Podemos no se pronuncia sobre la fecha exacta del 14 de abril para un adelanto electoral. Su respuesta es la misma desde hace meses. “Estamos preparados y saldremos a ganar”, en palabras de Iglesias. La formación no cree que Sánchez pueda mantenerse un año más gobernando a partir de decretos, ni siquiera confía en que algunas de las medidas que pactaron al margen del acuerdo de presupuestos puedan salir adelante porque necesitan el apoyo de los independentistas.

Iglesias también aprovecha para recordar que Podemos ya propuso en noviembre al Gobierno organizar una mesa de los partidos que hicieron posible la moción de censura "no solo para hablar de los presupuestos, sino para construir un horizonte de país desde el diálogo y el respeto a las diferencias (valores republicanos)".

Una vez más, el dirigente se distancia de un posible pacto entre el PSOE y Ciudadanos en previsión de unas elecciones generales. “Las élites preferirían un “gran centro” con PSOE y Ciudadanos y una nueva fuerza progresista que lo facilitara desde fuera”, escribe apuntando a la nueva plataforma de Íñigo Errejón.

Los independentistas, que han presentado enmiendas a la totalidad de los Presupuestos, han recibido el anuncio con reservas. La portavoz de Esquerra Republicana, Marta Vilalta, ha afirmado que Sánchez está en su derecho de convocar elecciones cuando lo considere necesario y que a los republicanos no les dan miedo las urnas. "Un no a los presupuestos no tiene por qué implicar elecciones de forma directa y consecuente", ha recordado Vilalta, informa Àngels Piñol.

Los cuatro escenarios que se barajan

El Ejecutivo baraja en este momento cuatro escenarios, en función de lo que ocurra con los Presupuestos. La opción sorpresa sería ese 14 de abril que descartan en el PSOE, pero que puede servir como herramienta de presión para la votación de las cuentas públicas del miércoles. En el entorno de Pedro Sánchez gana peso el superdomingo: el 26 de mayo, junto con los comicios, municipales, autonómicos y europeos. Pero la fecha podría aplazarse hasta otoño e incluso agotar la legislatura e irse hasta 2020, para distanciar al máximo los comicios de la sentencia del juicio del procés.

El PDeCAT cree que los mensajes que señalan un posible adelanto electoral busca poner presión sobre los independentistas, informa Camilo S. Baquero. El líder neoconvergente David Bonvehí ha asegurado este lunes que no se siente presionado. "Si Pedro Sánchez no quiere abordar la situación política en Cataluña no puede  hacer otra cosa que, bajo su competencia, convoque elecciones. Sentimos la presión de la gente que nos ha votado en Cataluña y que quiere un referéndum", ha dicho

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información