Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz vincula la victoria en Andalucía con la del PSOE en las generales

"Vamos a ser el dique de contención de la derecha para que cuando lleguen las elecciones generales, el PSOE vuelva a ganar en nuestro país", ha dicho la presidenta de la Junta

Susana Díaz ante un cuadro de Pablo Iglesias, durante el acto de conmemoración del 130º aniversario de UGT, en San Juan de Aznalfarache (Sevilla).

La candidata socialista a la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se ha resistido en todo lo que va de campaña a que los comicios autonómicos del 2 de diciembre se consideren una primera vuelta de las elecciones generales. Sin embargo, hoy, la presidenta andaluza ha vinculado de manera expresa el resultado que salga de las urnas el próximo domingo con lo que pueda pasar en un futuro nacionalmente.

"Andalucía tiene que ser el dique de contención de la derecha para que cuando las elecciones generales toquen, volvamos a ganar en nuestro país”, ha asegurado hoy Díaz, durante un acto de conmemoración de los 130 años de la fundación de UGT, en San Juan de Aznalfarache (Sevilla). Hasta ahora, la dirigente socialista había tratado de desvincular estas elecciones de la política nacional, en contraste con lo que han venido haciendo los líderes nacionales de PP y Ciudadanos que han utilizado Andalucía como campo de batalla para liderar la derecha.

Pese a las reticencias de Díaz, tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el resto de dirigentes territoriales socialista miran estos comicios en clave nacional. Todos consideran que un buen resultado el 2 de diciembre repercutiría en las elecciones europeas, autonómicas y municipales de mayo, y así lo ha reconocido Sánchez en el arranque de su intervención, en su primer mitin conjunto con la presidenta andaluza en Chiclana (Cádiz), el pasado 18 de noviembre. "El tren de las victorias socialistas tiene su primera parada en Andalucía", dijo el presidente entonces.

En estos días la candidata a la reelección ha dinamitado la campaña, insistiendo en ligar PP y Ciudadanos a Vox. Díaz los acusa de blanquear al partido de extrema derecha para luego poder pactar con ellos con el único fin de impedir un Gobierno del PSOE en Andalucía. Ante esta amenaza, Díaz ha presentado a su partido como el único capaz de frenar a esa coalición de derechas, con la intención de movilizar a su electorado ante la cita del dos de diciembre, donde todas las encuestas vaticinan una victoria socialista. “No basta con ganar, hay que ganar bien”, asegura en cada mitin. Sánchez también se sumó a ese mensaje este martes en el acto que ambos protagonizaron en Marbella (Málaga).

“Cuando la derecha está rabiosa es necesario votar al PSOE para actuar como dique de contención. Andalucía es el dique de contención de la desigualdad, por eso el 2 de diciembre tenemos que hablar muy claro para que nadie frene a Andalucía”, sostuvo la presidenta el pasado miércoles en la localidad jienense de Martos. Hoy, a 24 horas del fin de la campaña electoral, ha incluido la variable nacional, vinculando la victoria en Andalucía a la victoria del PSOE y la de Pedro Sánchez en las elecciones generales.

Esta comunidad suele inaugurar los ciclos electorales. En 2015 fue la primera a cuyo Parlamento se incorporaron las entonces llamadas fuerzas emergentes: Podemos y Ciudadanos. En esta ocasión, el auge de Vox puede provocar que en esa misma cámara esté representada por primera vez la extrema derecha, generando un escenario nuevo, y un horizonte de nuevas alianzas —el PP ya ha dicho que se avendría a pactar con ellos y el líder regional de la formación naranja, Juan Marín, ha afirmado que no desdeñaría sus votos— que podría replicarse en el Congreso de los Diputados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información