Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Marín: “No pactaremos con Vox, pero si nos vota, estaremos encantados”

El candidato de Ciudadanos a la Junta sostiene que el PP ha tirado la toalla en Andalucía

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín.
El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín.

Juan Marín (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, 55 años) es por segunda vez el aspirante de Ciudadanos a la Junta de Andalucía, con las “expectativas de doblar o triplicar el resultado”, pero también consciente de que Albert Rivera e Inés Arrimadas han acudido a reforzarlo. Se trata de liderar el sorpasso al PP y de renegar del PSOE con la contradicción que supone haberlo sostenido. Las encuestan le soplan de cola al partido naranja, aunque no hasta el extremo de habilitar una mayoría conservadora. Y llama la atención que Marín, igual que Rivera, se resista a catalogar a Vox como una fuerza de extrema derecha. O por táctica electoral. O porque igual termina siendo un aliado accidental de una hipotética investidura.

Pregunta. ¿No hay una contradicción entre atacar con tanta vehemencia al PSOE y haberlo apoyado tres años y medio?

Respuesta. Ninguna. Hemos contribuido a la bajada de impuestos, a la prosperidad de la sanidad y de la educación, al estímulo de los autónomos, al impulso de la economía, pero al mismo tiempo era insostenible continuar con el acuerdo, porque se habían despreciado muchas de las cuestiones del pacto, casi todas ellas relacionadas con la resistencia a la regeneración, a la transparencia, a la reforma electoral, al fin de los aforamientos. La confianza se rompió y es inconcebible reanudarla.

P. ¿No existe ninguna posibilidad de que Ciudadanos termine apoyando a Susana Díaz?

R. Ninguna. Es una línea roja que nunca se va a franquear. Ciudadanos se ha propuesto acabar con 40 años de inmovilismo. Y es la alternativa que el PP nunca ha sido capaz de representar en otros 40 años de oposición. El PP tiene que dejar paso.

P. Ha dicho Rivera que el PP está en descomposición. ¿Van a pactar entonces con un partido descompuesto?

R. Vamos a liderar un cambio de época para Andalucía. Y tenemos que entendernos con el PP porque podemos compartir un proyecto común en política fiscal y económica, en medidas liberales, en transparencia y responsabilidad, en políticas sociales, en el fin del chiringuito socialista. Es verdad que ha dicho de mí Juanma Moreno que yo era el perro faldero de Susana Díaz y ahora soy el perro de presa, pero es el contexto de la campaña electoral. Él también ha hecho un spot de la Guerra de las Galaxias, cuando en realidad la película del PP debería titularse Aterriza como puedas.

P. ¿Cree que se va a producir el gran batacazo de los populares?

R. El PP lleva otros 40 años desaprovechando la posibilidad de convertirse en alternativa. Ciudadanos representa una verdadera solución. Hace falta recuperar la limpieza y la confianza. Nosotros no hemos venido a derruir el edificio, sino a rehabilitarlo. El PP ha tirado la toalla en Andalucía.

El rechazo a Susana Díaz es una línea roja que nunca se va a flanquear

P. ¿La victoria de Ciudadanos es el sorpasso?

R. No, el PP no es nuestro rival. Nuestro objetivo es evacuar al socialismo. Esto no va de sorpassos, sino de sumar 55 escaños y de ponernos de acuerdo.

P. Y si el PP queda delante, usted aceptaría ser el vicepresidente de Moreno.

R. No aspiro a serlo. Moreno en cambio ha dicho que él sí sería vicepresidente mío... Habrá que hacer números el 3 de diciembre. La cuestión no son los nombres, sino los acuerdos en beneficio de un cambio moderado y reformista.

P. Las encuestas sitúan en la escena a un actor inesperado, Vox. ¿Aceptarían su apoyo en una investidura?

R. Si Vox decide votarnos, estaremos encantados. Muchísimas gracias por el apoyo, pero eso es para hacer los cambios que Ciudadanos plantea, no para poner en marcha políticas de otros partidos con los que no compartimos espacio. No vamos a pactar con Vox ni vamos a llegar a acuerdos con ellos.

P. ¿Es Vox un partido de extrema derecha?

R. Mire, a Ciudadanos nos han llamado indistintamente tanto de extrema derecha como de extrema izquierda. En un caso, Teresa Rodríguez, y en el otro, Juanma Moreno.

P. ¿Pero es Vox un partido de extrema derecha?

R. Yo no sé dónde esta Vox. No me preocupa Vox.

P. ¿No le preocupa que surja en España un partido extremista?

R. Me parece preocupante que este nacionalismo tan extremo que se está viendo en Europa pueda provocar tensiones. Luego, los ciudadanos son libres de elegir.

P. Politólogos y analistas piensan que Vox castiga a Ciudadanos por no haber respondido como alternativa al PP.

La película del PP en Andalucía es Aterriza como puedas

R. No tengo ningún dato al respecto. Lo que sí sé es que una de las claves de estas elecciones es la movilización. Hay que ir a las urnas sin miedo. Si el porcentaje de participación es alto, en torno al 68% o al 70%, crecen las opciones de Ciudadanos. Estas son unas elecciones que se van a decidir en la photo finish.

P. Aparece usted en los carteles de Ciudadanos entre Inés Arrimadas y Albert Rivera. ¿Es la manera de simbolizar el apoyo a un candidato débil?

R. No se me ocurre aparecer en mejor compañía de la que representan Albert e Inés. Y es la demostración de que Ciudadanos tiene equipo y tiene banquillo. Ahí están Javier Imbroda y otros perfiles sólidos.

P. ¿En qué medida la aversión de Rivera a Sánchez imposibilita un acuerdo con Susana Díaz? En su propio partido hay voces que, off the record, no discreparían tanto de pactar con el PSOE.

R. Rivera respeta nuestra posición de rechazo a un acuerdo con Susana Díaz. No es un escenario autonómico derivado del escenario nacional. El 3 de diciembre hay convocada una ejecutiva nacional de Ciudadanos en la que quedará fijada la inviabilidad a un acuerdo con el PSOE.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >