Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide a Torra que devuelva la política al Parlament

Pedro Sánchez, en un tuit: "La violencia no es el camino"

Pedro Sanchez hace unas declaraciones en el Palacio de La Moncloa, este lunes. En vídeo, declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

El Gobierno ha mostrado este martes su preocupación por las imágenes que se pudieron ver anoche en Cataluña. La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha dicho que incidentes como estos, en los que manifestantes cercaron el Parlament y amenazaban con asaltarlo, demuestran que el president, Quim Torra, no puede “estar en un lado y fallar en algo tan importante como la seguridad”. Pedro Sánchez ha enviado también esta mañana un mensaje de Twitter pidiendo que la política catalana vuelva al Parlament: "La violencia no es el camino".

El Ejecutivo ha pedido al presidente de la Generalitat Quim Torra y al independentismo catalán que vuelvan a las instituciones, que lleven la política de nuevo al Parlament, que ha retomado hoy la actividad después de semanas de inacción, para evitar precisamente que la calle desborde a los políticos. “Como principal autoridad en Cataluña, Torra tiene que estar al frente de la seguridad de los catalanes”, ha insistido la vicepresidenta antes de participar en el Forbes Summit Women, un encuentro sobre la presencia de mujeres en ámbitos con máximo nivel de responsabilidad.

Calvo ha reprochado a Torra que por la mañana animara a los Comités de Defensa de la República a “apretar” y por la noche tuviera que ordenar a los Mossos que reprimieran a los manifestantes que estaban cercando el Parlament y amenazaban con asaltarlo. “Él hizo una cosa y luego tuvo que hacer la contraria. Tiene que entender que lo que ocurrió ayer forma parte de su responsabilidad”, ha insistido.

El Gobierno ha endurecido su discurso 24 horas después de minimizar las palabras de Torra a los CDR. El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, aseguró que no percibía "una llamada a la violencia". "Nos importan las acciones", zanjó el número tres de los socialistas, que concedió a las declaraciones de Torra una "relevancia relativa".

“El president Torra debería cumplir con sus responsabilidades institucionales y no poner en riesgo el camino de normalización política emprendido por el Gobierno de Sánchez, alentando a los radicales que creen que las calles son solo suyas y asedian las instituciones que representan a todos los catalanes”, rematan fuentes del Gobierno.

Sánchez y su equipo siguieron con inquietud las imágenes del asalto al Parlament. La estabilidad del Gobierno depende de que la situación no se complique en Cataluña. El presidente ya dijo en Nueva York que si los independentistas catalanes “priorizan el conflicto” se acabará la legislatura y él tendrá que adelantar elecciones. Pero fuentes cercanas a Sánchez creen que el independentismo no está interesado en ir a elecciones ahora, con lo que confían en que estos incidentes sirvan para que resuelvan su batalla interna y decidan buscar una posición más estable que pueda servir para que el PSOE negocie con ellos las decisiones clave, en especial los Presupuestos. En realidad nadie, tampoco el Gobierno, sabe como acabará el debate interno dentro del independentismo, pero el Ejecutivo trabaja de forma discreta para ayudar a los más pragmáticos, como Oriol Junqueras, líder de ERC, a ganar la partida interna.

Más información