Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

Guerra al ‘bañista furtivo’ en 35 playas gallegas donde se cría marisco

La Xunta lanza la campaña “No seas pirata” para concienciar a los bañistas de que no arruinen el negocio marisquero

Cria marisco Galicia
Un guardia rural y un agente de Policía vigilan en los arenales de Boiro (A Coruña) que no haya ningún mariscador furtivo cogiendo ejemplares.

Los mariscadores gallegos llevan varios años denunciando a un nuevo furtivo estacional que solo actúa en pleno verano en las playas, robando puñado a puñado las almejas y otros preciados bivalvos que se cultivan en concesiones marisqueras de las cofradías. A este ladrón oportunista se le conoce como “furtivo de bañador” o “depredador de dos patas” y supone una amenaza para un negocio legal que se ve potenciado durante la estación estival por la afluencia de turistas.

Las quejas del sector han tenido al fin una respuesta por parte de la Consellería de Mar de la Xunta de Galicia que ha puesto en marcha una campaña contra este marisqueo ilegal que cada verano obliga a redoblar la vigilancia en las playas para contener cuantiosas pérdidas económicas. Cada verano el Servicio de Guardacostas, dependiente del Gobierno autonómico, realiza entre 500 y 1.000 inspecciones en los arenales gallegos en los que se han llegado a decomisar más de una tonelada de marisco.

Campaña de la Xunta contra el furtivismo
Campaña de la Xunta contra el furtivismo

La batalla contra este furtivo es la gota que ha colmado el vaso para el sector marisquero que lleva décadas luchando contra el furtivismo. Una economía sumergida que ha ido a menos por el aumento de efectivos de vigilancia pero que todavía genera unas pérdidas millonarias a las cofradías de pescadores y a la Xunta de Galicia que financia los refuerzos de medios humanos y embarcaciones en Inspección Pesquera y guardacostas.

La Xunta anunció el pasado viernes que llevará la campaña “¡No seas pirata! A la playa se va a gozar no a saquear”, a un total de 35 playas gallegas durante casi la primera quincena de agosto “para luchar contra el marisqueo ilegal y el furtivismo de bañador”, según expresó la titular de la Consellería de Mar, Rosa Quintana.

“El furtivismo es un problema socioeconómico, ya que afecta a los mariscadores profesionales que tienen permiso de explotación para cultivar el marisco, limpian las playas y pagan unos impuestos por ello”, incidió la titular de Mar. “Pero también es un problema medioambiental, porque supone un perjuicio para el ecosistema, y de salud pública, ya que puede suponer un riesgo para quien consume producto extraído y comercializado de forma ilegal, al no pasar ningún tipo de control sanitario que lo avale”, advirtió la consejera gallega.

Para el arranque de esta campaña se ha elegido como escenario a Raxó, una de las playas más emblemáticas del entorno semiurbano de la Ría de Pontevedra, en el municipio de Poio, y que el pasado viernes fue visitado por la conselleira para desplegar toda la artillería informativa contra el bañista furtivo. Quintana destacó la importancia del marisqueo en esta playa, donde los trabajadores del sector representan más de la mitad de los miembros de su cofradía de pescadores.

Poio será uno de los nueve municipios de la provincia que contarán con esta iniciativa, aunque la campaña recorrerá los arenales de otros Ayuntamientos costeros que reciben más visitantes y que cuentan con mayor producción marisquera, coincidiendo con la época de mayor afluencia de turistas. En los próximos días, la campaña recorrerá las playas de O Regato y Arealonga, en Redondela, para continuar el fin de semana en las del Vao y Cabo Estai, en la Ría de Vigo.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información