Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell asegura que la lucha contra la desigualdad será prioritaria para el Gobierno

España no aprueba ninguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Los ministros Josep Borrell y Teresa Ribera, en el examen voluntario de España ante la ONU este miércoles.
Los ministros Josep Borrell y Teresa Ribera, en el examen voluntario de España ante la ONU este miércoles. EFE

“España tiene problemas que merecen una respuesta más rápida, intensa y urgente de lo que estaba previsto. Yo pondría en primer lugar la desigualdad económica”. Con estas palabras, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha marcado la que será la prioridad del Gobierno en el proceso de cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. El informe independiente de la Sustainable Development Solutions Network (SDSN) de la ONU publicado recientemente suspendía al país en todos ellos y situaba a España en el puesto número 25 del mundo en cuanto a grado de cumplimiento.

Este miércoles, España ha presentado su examen voluntario ante las Naciones Unidas para exponer cuál es el punto de partida respecto a estos retos universales como acabar con la pobreza, crear empleos dignos o garantizar una alimentación saludable para todos. “La sanidad y la educación son derechos universales, tenemos la esperanza de vida más alta de la Unión Europea y en lo que respecta a calidad democrática superamos a muchos países europeos e incluso Estados Unidos”, ha enumerado el ministro ante el auditorio. “Pero no negamos nuestras carencias”, ha expuesto.

El informe que ha presentado España ante la ONU reconoce los problemas que enfrenta el país. “Tenemos elevados niveles de desigualdad, porcentajes inaceptables de población en situación de pobreza y riesgo de exclusión, especialmente entre los niños, tenemos violencia de género, problemas de gestión del agua y somos vulnerables al cambio climático”, ha resumido Borrell. “Y vemos en ODS una oportunidad para construir un nuevo país”, ha añadido el ministro, quien estuvo acompañado en la mesa por la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la alta comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach, así como por representantes de la sociedad civil organizada.

“El Plan de Acción para el Desarrollo Sostenible tiene dos grandes bloques. Uno en el que se muestra el diagnóstico con 134 indicadores elaborado por nuestro Instituto Nacional de Estadística y otro que describe las acciones que debemos impulsar de manera inmediata”, ha agregado Ribera. La ministra se ha comprometido ante la ONU, además, a que los presupuestos se alinearán con los ODS y a que todas las leyes que proponga el Gobierno incluirán una memoria de impacto en la consecución de esta agenda.

Este documento es, sin embargo, “un plan de transición”, ha anotado Borrell, hasta que se elabore una Estrategia Nacional para el Desarrollo Sostenible que llegará en 2019 y que guiará las acciones del país hasta 2030. El ministro de Exteriores ha prometido que España volverá al Foro Político de Alto Nivel, en el que se examinan los países anualmente, para dar cuenta de los avances conseguidos. En el que se ha celebrado este miércoles ha esbozado algunos de los que ya se han hecho: “El Gobierno español está formado por una clara mayoría de mujeres, son 11 de 17; se han creado altos comisionados para la Agenda 2030 y contra la pobreza infantil dependientes del presidente; hemos restaurado el ministerio de Igualdad y hemos mostrado solidaridad con los inmigrantes de una manera simbólica acogiendo el barco Aquarius”.

Varios representantes de las comunidades autónomas y Ayuntamientos formaban también parte de la delegación española que se ha desplazado a Nueva York para la ocasión. Borrell ha explicado a la audiencia que España “es uno de los países más descentralizados del mundo” y que estos niveles de la administración del Estado, así como las empresas, la Academia y las ONG tendrán un papel fundamental para lograr cumplir los compromisos adquiridos.

Más información