Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente saluda a Castro y la canciller germana lo evita

Margallo se reúne con el canciller venezolano para revisar las relaciones bloqueadas hace años

Mariano Rajoy saludó ayer, por vez primera, al presidente cubano, Raúl Castro, quien en 2008 sustituyó a su hermano Fidel. Según fuentes de La Moncloa, ambos mantuvieron una breve conversación durante la inauguración de la cumbre eurolatinaomericana, en Santiago de Chile. La actitud del jefe del Gobierno español contrastó con la de la canciller germana, Angela Merkel, quien en todo momento evitó encontrarse con el dictador cubano.

Rajoy también saludó a la presidenta argentina, Cristina Fernández, a quien no había visto desde la expropiación de las acciones de Repsol en YPF, y charló, entre otros, con los mandatarios de México, Costa Rica, Uruguay, Guatemala, Honduras o Portugal.

Por su parte, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, tenía previsto entrevistarse con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y agradecerle la repatriación del dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero, que llegó a España en diciembre para cumplir una pena de cuatro años de cárcel.

Además, Margallo se reunió con el canciller venezolano, Elías Jaua, para relanzar unas relaciones bilaterales bloqueadas desde hace años. Margallo le transmitió la preocupación del Rey por la salud del presidente Hugo Chávez. El ministro de Información venezolano, Ernesto Villegas, aprovechó para arremeter contra EL PAÍS, asegurando que la publicación de la falsa foto de Chávez, pese a su inmediata retirada, “no fue un error” sino “periodismo canalla”.