Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medios alemanes vinculan el asesinato de un político conservador al entorno ultraderechista

Walter Lübcke, de la CDU, había defendido la política de puertas abiertas para los refugiados

Imagen del funeral del político conservador asesinado Walter Lübcke el pasado jueves en Kassel, al oeste de Alemania.
Imagen del funeral del político conservador asesinado Walter Lübcke el pasado jueves en Kassel, al oeste de Alemania. Getty Images

Un hombre de 45 años ha sido detenido en relación con el asesinato de un político conservador, según ha informado la Fiscalía de Kassel. Walter Lübcke era un destacado político de la gubernamental Unión Demócrata Cristiana (CDU) en el Estado de Hesse que apareció muerto el dos de junio con un disparo en la cabeza en la terraza de su casa. Las ediciones digitales de varios medios alemanes vinculaban el domingo al detenido con el entorno ultraderechista, del que inicialmente se sospechó.

Lübcke había defendido la decisión de la canciller Angela Merkel de abrir la puerta a cientos de miles de refugiados en 2015. Esa política de puertas abiertas ha dado alas a la extrema derecha alemana y a Lübcke, de 65 años, le costó amenazas por su defensa de lo que consideró valores cristianos. En 2015, durante un acto comunal en Lohfelden, al norte de Hesse, Lübcke dijo que quien no se sintiera representado con los valores de acogida a los refugiados podía marcharse del país si quería. Desde entonces, comenzó a recibir amenazas de muerte.

La madrugada del sábado, la policía de Hesse detuvo al sospechoso que se encuentra en prisión provisional en base a “pruebas circunstanciales” y tras comprobar las huellas de ADN coincidentes con las halladas en la ropa del político asesinado.

Las autoridades anunciaron que ofrecerán más información sobre la identidad del detenido esta semana, pero tanto el Frankfurter Allgemeine Zeitung como el sensacionalista Bild aseguran que el sospechoso pertenece al entorno ultraderechista. Las informaciones periodísticas indican que se trata de una personas conocida por la policía y con antecedentes criminales. “Las indicaciones de que se trata de un ataque con un objetivo claro y un trasfondo político se intensifican”, aseguraba el Frankfurter. El Süddeutsche Zeitung aseguraba sin embargo, que el sospechoso tuvo vínculos con la extrema derecha en el pasado, pero que no estaba claro que los siguiera teniendo.

El asesinato de Lübcke ha sido celebrado en los últimos días en redes sociales de círculos extremistas, lo que provocó la reacción indignada de los máximos representantes políticos del país, incluido el presidente alemán, Frank Walter Steinmeier.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >