Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU sanciona a siete oligarcas cercanos a Putin

La lista incluye a Oleg Deripaska, vinculado al antiguo jefe de campaña de Donald Trump, y Kirill Shamalov, yerno del presidente ruso

El presidente Donald Trump subiendo al Air Force One
El presidente Donald Trump subiendo al Air Force One AFP

La Administración que preside Donald Trump dio este viernes un nuevo paso en la confrontación con Rusia, al incluir en su lista de sanciones económicas y financieras a siete oligarcas para castigar a Moscú por interferir en las elecciones de 2016 y otras injerencias en Occidente. Washington considera que estas élites rusas son las principales beneficiadas de un “sistema corrupto” y considera por eso que no pueden seguir durante más tiempo ajenas a las consecuencias de las actividades desestabilizadoras de su Gobierno.

Las sanciones contra los aliados de Vladímir Putin —38 personas y entidades en total— fueron anunciadas por la oficina de control de activos extranjeros del Departamento del Tesoro, en consulta con el Departamento de Estado. Junto a los siete oligarcas rusos, identifica a las 12 compañías que controlan y a 17 altos funcionarios del Gobierno ruso. También se cita una compañía de propiedad estatal que se dedica al comercio de armas y su filial financiera.

Entre los magnates rusos que entran en la lista de sanciones se encuentra Oleg Deripaska, un multimillonario vinculado al antiguo jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, que está siendo investigado por el fiscal especial Robert Mueller en el marco de la trama que influyó en las elecciones presidenciales. Según el Tesoro, desempeñó “un papel clave” en las actividades desestabilizadoras rusas.

Oleg Deripaska es fundador de En+ Group, uno de los mayores operadores energéticos en Siberia, y controla el conglomerado de aluminio Rusal. Según el Tesoro, Deripaska actuó directa o indirectamente en nombre de altos funcionarios del Gobierno. El anuncio del Tesoro subraya que tiene pasaporte diplomático ruso. También destaca que el empresario fue investigado por blanqueo de dinero, fue acusado de amenazar de muerte a rivales y por pagar sobornos.

“Actividades malignas”

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, justificó la adopción de nuevas sanciones en el hecho de que Moscú beneficia “desproporcionadamente” a sus élites. Al mismo tiempo, denunció que el Kremlin está implicado en “actividades malignas por todo el mundo”. Citó la ocupación de Crimea, la violencia en Ucrania, el apoyo al régimen sirio y las tácticas para desestabilizar las democracias occidentales.

La lista incluye también a Vladímir Bogdanov, director general de la petrolera Surgutneftegaz; Suleiman Kerimov, un senador que controla la productora de oro Polyus, y Viktor Vekselberg, presidente de Renova. La lista la completa Alexéi Miller, de la gasista Gazprom; Igor Rotenberg y Kiril Shamalov, empresarios también del sector energético ruso. La fortuna de este último, según el Tesoro, se disparó tras casarse con la hija de Vladímir Putin.

En cuanto a los altos funcionarios del Gobierno ruso sancionados, destaca Alexander Torshin. Al igual que Deripaska, es conocido por haber estado en contacto a través de asociados con miembros de la campaña que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca. Por su parte, Viktor Vekselberg tenía vínculos de negocios con el actual secretario de Comercio, Wilbur Ross.

En la lista también figuran el jefe del segundo banco ruso, el estatal VTB, Andréi Kostin; el ministro del Interior, Vladímir Kolokoltsev; Viktor Zolotov, jefe de la Guardia Nacional, y el secretario general del Consejo de Seguridad, Nikolái Patrouchev.

Más información