Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Amazonia, gran empleador y pacificador de Sudamérica

El colosal territorio que abarca nueve países de Latinoamérica no solo conserva la biodiversidad, sino también genera empleo y promueve la paz

Un hombre rema en una balsa en la Amazonia brasileña.
Un hombre rema en una balsa en la Amazonia brasileña. Agência Brasil

Todo en la Amazonia es colosal. Con un área total estimada en cuatro millones kilómetros cuadrados, el bosque cubre territorios en nueve países de América del Sur. Su biodiversidad incluye más de 16.000 especies de árboles conocidos. Almacena un quinto de toda el agua dulce del planeta. Cerca de 22 millones de personas habitan el área de la cuenca amazónica y de ahí obtienen sus ingresos.

Una iniciativa para proteger la mayor selva tropical pluvial continua del mundo también llama la atención por su grandiosidad. El programa Paisajes Sustentables de la Amazonia comprende cinco proyectos en tres países de la región: uno en Brasil, dos en Colombia y el mismo número en Perú, que representan el 83% de la cuenca amazónica. Estos fueron los primeros contemplados por la iniciativa, que comienza con una inversión de 113 millones de dólares y pretende extenderse a los seis países restantes.

Solo el proyecto en Brasil, por ejemplo, totaliza inversiones de 60 millones de dólares, con el respaldo del gobierno brasileño, el Fondo Brasileño para la Biodiversidad (Funbio) y la Conservación Internacional (CI-Brazil). El Banco Mundial, a través del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), coordina el programa y lidera una plataforma de intercambio de conocimiento y monitoreo.

Dos frentes, un objetivo

Este esfuerzo tiene dos frentes. El primero es dar continuidad al Programa Áreas Protegidas de la Amazonia (ARPA), que cumplió 15 años en 2017 y consiste en la principal estrategia de conservación del bioma en Brasil. Después de crear y fortalecer la gestión de más de 60 millones de hectáreas de áreas protegidas, el proyecto busca conectarlas, apoyar a pequeños productores rurales en la implementación del Código Forestal y mejorar el trabajo realizado por los gobiernos de los nueve estados de la Amazonia brasileña.

"Así, Brasil contribuirá a la implementación de los compromisos del Acuerdo de París, que busca limitar el aumento de la temperatura global a 1,5º C por encima de los niveles preindustriales", afirma Adriana Moreira, experta del Banco Mundial, coordinadora del ARPA y del programa regional Paisajes Sustentables de la Amazonia.

El segundo frente es la de expansión internacional del trabajo desarrollado desde 2002 con el ARPA. Un programa que conecta diferentes países obliga a las autoridades locales a pensar de forma integral la cuenca amazónica y su biodiversidad, explica Moreira.

"La cuenca representa una gran reserva de agua potable y esa visión amplia es fundamental para el uso sostenible y la conservación del ecosistema", asegura.

Tener en cuenta la biodiversidad y la dimensión humana también forma parte de esta iniciativa. En Colombia, por ejemplo, los proyectos del Programa Paisajes Sustentables de la Amazonia se centran en la implantación de polos agroforestales, espacios de producción familiar agrícola que posibilitan generar empleos e ingresos para las poblaciones desplazadas por los conflictos relacionados con el narcotráfico, además de contribuir al proceso de paz.

A ejemplo de Brasil, con el ARPA, tanto el Perú como Colombia están creando fondos de financiamiento a largo plazo del sistema de áreas protegidas de la Amazonia. Así, será posible que este trabajo a gran escala se mantenga sostenible a lo largo del tiempo.

Mariana Kaipper Ceratti es productora online del Banco Mundial

La Amazonia, gran empleador y pacificador de Sudamérica

Más información