Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El virus del Zika llega a Miami Beach

El gobernador de Florida confirma cinco casos de transmisión local en el corazón turístico de Miami

El virus del Zika ha llegado a Miami Beach, corazón del turismo de la metrópolis de Florida. Según han confirmado el Centro de Control de Enfermedades (CDC) y el gobernador de Florida, Rick Scott, las autoridades sanitarias han identificado en la popular zona de playa de Miami cinco casos de infección local del virus que puede provocar malformaciones en fetos como la microcefalia. La noticia supone un nuevo golpe para la turística Miami, que suma con esta ya dos zonas con focos de transmisión local de Zika, por la picadura de un mosquito, después del registrado en Wynwood a finales de julio.

Fumigación en Miami Beach, Florida, para controlar la propagación de mosquitos.
Fumigación en Miami Beach, Florida, para controlar la propagación de mosquitos. EFE

“El Departamento de Salud ha sabido que cinco individuos que ya habían sido confirmados como casos de transmisión local del virus del Zika están relacionados con el área de Miami Beach”, dijo Scott en rueda de prensa en Miami. “Esto significa que creemos que tenemos un nuevo área donde se están produciendo transmisiones locales, en Miami Beach”, agregó. La zona bajo sospecha se extiende por un área de 3,8 kilómetros cuadrados entre las calles 8 y 28, en el turístico distrito Art Deco de South Beach.

Además, las autoridades no descartan que el virus se siga expandiendo. En vista del periodo de incubación de este virus —hasta dos semanas— y de que hay afectados que no presentan síntomas, “es posible que otros vecindarios en el condado de Miami Dade tengan una transmisión activa del Zika que todavía no es evidente”, advirtió el CDC en un comunicado.

En vista de la situación, el CDC ya recomienda a mujeres embarazadas o que quieran estarlo evitar esta zona delimitada de Miami Beach, a las embarazadas residentes, que se protejan al máximo posible con vestimenta larga y el uso de repelente, entre otros.

De los casos locales —adquiridos a través de la picadura de un mosquito— registrados en Miami Beach, tres son turistas: un residente de Nueva York, otro de Texas y un tercero de Taiwan.

Con estos nuevos casos, el número de transmisiones locales de Zika confirmadas en Miami asciende a 36. Tanto la zona del nuevo foco como la del primero detectado, en el también turístico barrio de Wynwood, están siendo sometidas a fuertes fumigaciones, entre otras medidas de prevención de la expansión del virus.

Sin embargo, esta nueva zona de transmisión local puede ser más complicada para combatir, advirtió el director del CDC, Tom Frieden. “Miami Beach tiene varias características que hacen de esta zona un lugar especialmente desafiante” para la lucha contra el mosquito transmisor, el Aedes Aegypti, señaló Frieden en teleconferencia con periodistas. Entre las razones, citó el hecho de que es un área densamente poblada y con muchos visitantes que además suelen ir con “poca vestimenta” por ser zona de playa, lo que hace que tengan más “piel expuesta” a picaduras. Además, debido a las características arquitectónicas y al viento presente por ser zona de playa, es imposible realizar allí fumigaciones aéreas como sí se hace en Wynwood, por lo que solo se puede fumigar de forma manual recorriendo la zona.

La gran mayoría de casos confirmados de virus del Zika en Estados Unidos continental son importados —contraídos en otro país— o, en algunos casos, por transmisión sexual, aunque las autoridades han advertido reiteradamente de que era solo cuestión de tiempo hasta que se empezaran a registrar algunos casos locales en áreas donde abunda el Aedes Aegypti.