Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santos y las FARC difunden los avances del proceso de paz

A dos años del inicio de las negociaciones, el mandatario decide publicar la totalidad de los acuerdos para evitar especulaciones

El presidente colombiano Juan Manuel Santos.
El presidente colombiano Juan Manuel Santos. AP

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sorprendió con su decisión, en conjunto con las FARC, de divulgar la totalidad de los acuerdos que hasta el momento ha alcanzado su Gobierno con la guerrilla más antigua del continente, con la cual negocia la paz desde noviembre de 2012. Para el mandatario, su meta es dar más confianza a los colombianos sobre lo que sucede en La Habana —los diálogos— y que “el mundo entero vea exactamente lo que se ha venido negociando”, dijo en Nueva York, donde participa de la Asamblea General de la ONU. Pero también lo hizo para frenar las especulaciones.

Hasta ahora, los colombianos se han enterado de la mayoría de los avances en tres de los cinco temas que contempla la agenda de negociación, a través de comunicados e informes conjuntos. El primero, que se refiere al desarrollo agrario, se conoció en mayo de 2013; el segundo, sobre participación política, seis meses después, y el que tiene que ver con la solución al problema del narcotráfico, en mayo de este año. En este último, las FARC se comprometieron a poner fin a cualquier relación que tuvieran con el narco.

Pero a pesar de estos anuncios, se sabía que eran solo una parte de los acuerdos, que no los publicaban íntegros para proteger al proceso y así mantener la libertad de negociar, aunque fuentes cercanas a los diálogos afirman que lo que se había revelado hasta ahora era cerca del 90%. Y así lo ha dado a entender Santos, quien dijo que la publicación de los borradores de los acuerdos en esos tres puntos, que suman 65 páginas, servirá “para que vean que lo que se ha venido negociando equivale casi que exactamente a lo que se ha venido informando”, así como para desvirtuar algunas “versiones descabelladas” de quienes se oponen al proceso de paz.

En un comunicado conjunto entre el Gobierno y las FARC dado a conocer poco después del anuncio de Santos, los negociadores insistieron en que esta decisión la toman porque “persisten todo tipo de especulaciones sobre lo acordado”, unas por desconocimiento pero otras con la “intención clara de desinformar a la opinión pública”, una clara referencia a la oposición liderada por el expresidente Álvaro Uribe, que insiste en que se está negociando una paz con impunidad. El jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, acompañado por su equipo en Cuba, también dijo que pesó la filtración de algunos apartes de estos textos, “que han contribuido a confundir aún más a la opinión” e invitó a los colombianos a leerlos, diciendo “que no hay nada oculto”.

El anuncio está también dirigido a la oposición liderada por el expresidente Álvaro Uribe, que insiste en que se está negociando una paz con impunidad

Santos también se ha comprometido a que de ahora en adelante el proceso será más transparente ya que siente que las negociaciones han avanzado lo suficiente, algo que fue celebrado en el Congreso por santistas y opositores. Él mismo reconoció a comienzos de septiembre que su Gobierno tiene dificultades para comunicar los avances en los diálogos de paz ya que según una encuesta interna, cerca del 60% de los colombianos desconoce los progresos que se han dado en Cuba.

Humberto de la Calle aprovechó su intervención desde La Habana para repasar los principales acuerdos que incluyen la creación de un fondo de tierras de distribución gratuita para los campesinos sin tierra, pero acompañada de crédito y asistencia técnica, facilitar la creación de nuevos partidos políticos, romper el vínculo entre política y armas, la creación de un sistema de seguridad para ejercer la política, la sustitución y erradicación de cultivos ilícitos donde participen las comunidades y ampliar la lucha contra el crimen organizado, entre otras.

Desde hoy los textos íntegros, que llevan la firma de los negociadores de paz, están disponibles en una página web para que cualquier persona pueda acceder a ellos con la aclaración de que nada está acordado hasta que todo esté acordado. “Eso quiere decir que hasta que no haya acuerdo sobre todos los puntos en su conjunto, no hay un acuerdo definitivo sobre ninguno de ellos”, dice el comunicado. También, los negociadores insistieron en que los textos dejan claro los puntos en los que tienen diferencias o que están pendientes de ser discutidos y también salvedades hechas por las FARC. Y que pese a estas publicaciones, el proceso de paz colombiano seguirá rigiéndose bajo la premisa de la confidencialidad, por lo que las discusiones que ocurran en La Habana, continuarán a puerta cerrada.

Más información