Estambul pretende enviar a los mendigos sirios a campos de refugiados

El gobernador planea desalojar a miles de huidos de la guerra que pide limosna en lugares turísticos

Una siria pide limosna este miércoles en Estambul.
Una siria pide limosna este miércoles en Estambul.BULENT KILIC / AFP

El gobernador de Estambul ha anunciado este miércoles que va a tomar medidas para hacer frente a la masiva presencia de refugiados sirios en la ciudad, entre ellas enviarlos a la fuerza a campamentos para personas desplazadas por la guerra. “Estamos trabajando en varias normas para enviar a los refugiados [que viven en Estambul pero no tienen alojamiento] a los campos, incluso sin su consentimiento”, declaró este miércoles Huseyin Avni Mutlu, gobernador de Estambul.

“Muy pronto tomaremos nuevas y drásticas medidas”, aseguró Mutlu, quien añadió que la cifra oficial de sirios en la ciudad es de 67.000 personas. El gobernador dijo que se habían construido dos alojamientos en la ciudad para unos 700 refugiados sirios, y que de estos más de 500 ya se habían marchado voluntariamente a campos para desplazados en el sureste de Turquía. “En Estambul hay sirios de clase media y con buena formación educativa, pero no todos son así. Lo que nos preocupa son los sirios que intentan ganarse la vida pidiendo en las calles”, describió Mutlu. “De acuerdo con nuestra regulación sobre mendigos, la policía municipal está obligada a impedir sus actividades, pero aún podemos verlos en Sultanahmet o Taksim”, añadió el gobernador en referencia a dos lugares emblemáticos de Estambul, visitados a diario por un gran número de turistas.

El número total de ciudadanos sirios que han buscado refugio en Turquía desde el inicio de la guerra en su país superó el mes pasado el millón de personas. De estos, unos 218.000 viven en 22 campos para refugiados, situados casi todos en el sureste del país, cerca de la frontera con Siria. El resto reside mayoritariamente en pueblos y ciudades de la misma zona, mientras que otros se han dirigido a Estambul, capital comercial y principal ciudad del país.

El pasado lunes, un grupo de personas enmascaradas y armadas con cuchillos y palos atacó varios comercios administrados por sirios en la ciudad de Adana, en el sur del país. Los habitantes de Adana aseguraron que habían sido los sirios quienes les habían amenazado antes.

Unas mil personas se manifestaron en la ciudad de Kahramanmaras, también en el sur de Turquía, durante el fin de semana, y pidieron que los refugiados sirios fueran enviados de vuelta a su país. Unos días antes, fue en Gaziantep, en la misma zona, donde se registraron protestas contra los problemas de alojamiento y empleo creados.

Habitantes de ciudades que acogen a refugiados sirios se han quejado repetidamente de que estos aceptan trabajar por menos dinero que la población local, además de que el aumento de población conlleva también un incremento de los alquileres.

Por otro lado, organizaciones defensoras de los derechos humanos han denunciado las condiciones de vida de gran número de los refugiados. En particular, muchas mujeres son forzadas a prostituirse o son vendidas en matrimonio, según un informe de Mazlumder, una organización islámica turca.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50