Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Internet, una ventana para seguir al 'Mavi Marmara'

Los dos cooperantes y el periodista españoles a bordo del barco atacado han relatado en la red el desarrollo de la misión humanitaria hasta horas antes del asalto

Internet, una ventana para seguir al 'Mavi Marmara'

"Los datos son que 14 barcos de Israel rodean la flota de manera ilegal, ademas de tener un amplio despliegue de helicópteros, zodiacs y un amplio despliegue de periodistas en sus barcos para publicar su propaganda!". Esta es la última actualización desde el barco Mavi Marmara de Manuel Tapial, miembro de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad, en la red social Facebook. La comunicación se produjo cerca de las tres y media de la madrugada, poco antes del ataque del Ejército israelí contra la flota que intentaba romper el bloqueo sobre Gaza y llevar ayuda humanitaria.

Desde entonces, ha sido imposible contactar con la expedición, según Lina Ávila, portavoz de Cultura, Paz y Solidaridad, pues los teléfonos satélites no dan señal o no se encuentran operativos (al parecer, el Ejército israelí confiscó los aparatos). La última noticia directa que tuvieron, a través de Internet, fue que se estaban descolgando militares desde los helicópteros y que había dos muertos y decenas de heridos. Desde días atrás, era su medio habitual de comunicación, pues los teléfonos funcionaban mal.

Además de Tapial, otros dos españoles se encontraban a bordo del barco turco: Laura Arau, secretaria de la organización en Cataluña, y el periodista valenciano David Segarra Soler, de 33 años, colaborador de la cadena venezolana Telesur, que trabaja en el país latinoamericano desde hace años y ha informado del desarrollo de la misión en Twitter.

"Hemos visto a Manu en imágenes de televisiones turcas corriendo con la máscara antigas puesta, pero no hemos visto a Laura", explicó Ávila esta mañana, cuando desconocía el estado de los tres españoles. Cerca de la una de la tarde, el Gobierno español informó que los tres se encuentran bien, a la espera de ser repatriados.

Tapial y Arau, ambos en la treintena, se unieron a la llamada flotilla de la libertad el pasado 22 de mayo en el puerto de Estambul, día en el que partió la expedición humanitaria.

A lo largo de la última semana, el cooperante ha relatado en su blog, Crónicas desde Gaza, en Facebook y en Twitter el ambiente a bordo del barco en el que se dirigían a Gaza, con entrevistas a otros participantes. En las últimas horas mostraba su inquietud por la presencia de barcos militares israelíes. También a través de un vídeo en YouTube, en el que aparece ya con chaleco salvavidas, en previsión del ataque. "La gente está preparada para hacer una resistencia pacífica", decía Tapial, que calificaba la posibilidad del asalto como "un aunténtico disparate" que "podría ocasionar víctimas mortales". "Es algo que no queremos, somos pacifistas, y el pánico podría cundir entre los cientos de personas que hay aquí", afirmaba.

En la última entrada del blog, esta madrugada, Tapial también alertaba de la presencia de barcos israelíes. "Encontrándonos a 105 millas de la costa, cinco barcos del Ejército se nos van acercando, uno de ellos se encuentra relativamente cerca del carguero con bandera turca Dafne. A los cinco barcos hay que sumarle al menos dos helicópteros de comandos y varias zodiacs!! Alerta que parece que van a ir barco a barco!!", decía.

Tapial y Arau llevaban un cargamento de libros y material escolar a colegios de Gaza. Los libros recopilaban relatos escritos por niños españoles y palestinos, dentro de un proyecto de sensibilización entre escolares puesto en marcha en España por la ONG. Tapial, madrileño, trabaja en la organización prácticamente desde su creación, hace más de 10 años en la capital, explica Ávila, y tiene amplia experiencia en cooperación internacional. Hace un año, Cultura, Paz y Solidaridad abrió una sede en Vic (Barcelona), que preside Tapial y de la que Arau es secretaria. La cooperante, originaria de Taradell (Barcelona) y técnica de imagen y sonido, ha grabado varios de los vídeos durante la misión humanitaria, y también ha comentado el viaje en Facebook.

"Manu ha visitado varias veces campos de refugiados palestinos", contó la portavoz de la ONG en conversación telefónica. "Sabían que es una zona de conflicto, con mucha tensión, y que era posible un ataque israelí", afirmó Ávila, que añadió que esta situación se podría haber evitado. "Llevamos dos días sin dormir porque sabemos que Israel no es de fiar", declaró por su parte Manuel Espinar, padre de Manuel Tapial y presidente de la ONG, en una entrevista a RNE recogida por Europa Press. Espinar negó que el barco transportase armamento o que colaborase con la organización islamista Hamás. También la madre del periodista, Cristina Soler, aseguró que "la única arma" que llevaba su hijo era "una cámara de vídeo".

El Mavi Marmara es un viejo barco de pasajeros que hasta hace unos años realizaba el trayecto entre las islas del sur del Mar de Mármara y Estambul para la empresa pública de transportes IDO. Se trata de un barco de cinco alturas, muy espacioso y con capacidad para cientos de personas.