Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel aprueba una comisión con observadores extranjeros para investigar el abordaje a la flotilla

Los dos expertos internacionales que tomarán parte en la investigación no tendrán derecho a voto

El Gobierno israelí ha aprobado hoy la formación de una investigación interna para esclarecer lo sucedido el pasado 31 de mayo, cuando la Marina israelí abordó los barcos de la flotilla de la libertad y mató a nueve de los activistas que trataban de romper el embargo a la franja de Gaza. Desde aquel día, la comunidad internacional ha exigido a Israel una investigación independiente de los hechos, al margen de las pesquisas internas que de oficio realiza el Ejército. Hoy, el Gobierno israelí, ha dado el visto bueno a la iniciativa del primer ministro Benjamín Netanyahu, que anoche propuso la presencia de expertos extranjeros en la comisión de investigación como exigía Estados unidos. Los extranjeros participarán en calidad de observadores sin derecho a voto. Israel rechazó en los días posteriores del asalto al Mavi Marmara la puesta en marcha de una verdadera comisión multinacional como la que propuso Naciones Unidas .

"Debido a los aspectos internacionales del evento, se ha decidido nombrar como parte del comité a dos observadores extranjeros", reza el comunicado enviado hace unas horas por la oficina del primer ministro. David Trimble, norirlandés y premio Nóbel de la paz, y Ken Watkin, ex abogado general de las Fuerzas armadas canadienses, serán los expertos internacionales presentes en la comisión de investigación de la flotilla. Jacob Turkel, juez retirado del Tribunal Supremo israelí, será el encargado de presidir la comisión que analizará la legalidad internacional tanto del bloqueo a la franja de Gaza como de las acciones de los activistas y de los soldados que participaron en el abordaje.

La nota de la oficina del primer ministro precisa sin embargo, que la comisión se relacionará con el personal militar a través del responsable de la investigación interna del Ejército, Giora Eiland, quien podrá suministrar "resúmenes" del progreso de sus pesquisas. Y advierte además que "las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley no utilizarán testimonios presentados a la comisión como prueba en ningún proceso legal". El Gobierno no informa de la duración de las pesquisas ni de una fecha límite para conocer las conclusiones de la comisión.

El abordaje al convoy humanitario que el mes pasado intentó romper el bloqueo con el que Israel castiga al millón y medio de habitantes de Gaza ha generado una marea de críticas y fortalecido el llamamiento internacional al fin del bloqueo. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se ha sumado a esas voces y ha pedido el levantamiento del embargo. "La población civil de Gaza en su totalidad está siendo castigada por actos de los que no son responsables. El cierre [de la Franja por parte de Israel] constituye la imposición de un castigo colectivo que supone una violación clara de las obligaciones israelíes en materia de legislación internacional humanitaria", sostiene el CICR en un comunicado.

Israel permite desde hace tres años la entrada de los productos que considera "esenciales" para la supervivencia de la población. El resto de víveres entran a través de los pasadizos subterráneos en los que se juegan la vida a diario los que hacen su agosto gracias a la llamada economía del túnel. Junto a las mercancías, las personas son también víctimas de un embargo que les impide entrar y salir libremente de la Franja.