Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | Los preparativos

Turquía confía en alcanzar un acuerdo inminente con EE UU sobre el despliegue militar

El régimen de Ankara pide 32.000 millones de dólares y Washington ofrece 26.000

Turquía confía en alcanzar un acuerdo inminente con EE UU sobre el despliegue militar
ELPAIS.es

El ministro de Exteriores turco, Yasar Yakis, ha afirmado hoy que las diferencias entre Ankara y Washington sobre el despliegue militar ante un eventual ataque a Irak se superarán. Ayer las relaciones entre ambos países se tensaron al máximo después de que Estados Unidos exigiera un acuerdo inmediato y Turquía insistiera en reclamar 32.000 millones de dólares garantizados por escrito, frente a los 26.000 que ofrece Washington. Hoy prosiguen las conversaciones.

Igualmente optimista se ha mostrado el primer ministro del país, Abdalá Gul, quien ha afirmado que las negociaciones prosiguen "en un ambiente amistoso".

Las conversaciones se desarrollan también en una atmósfera "de confianza recíproca y de comprensión de las inquietudes de cada uno", ha añadido Gul, quien hoy deberá decir cuándo se pronunciará el Parlamento sobre el proyecto de ley que autoriza el despliegue de la infantería estadounidense. Gul ha querido disipar la impresión de crisis recordando que "las relaciones de Turquía con Estados Unidos son muy importantes, muy profundas, dado que existe una comprensión mutua".

Ataque en dos frentes

El Pentágono considera vital desplazar a Turquía 40.000 soldados para invadir Irak desde el norte. De hecho la estrategia del general Tommy Franks, responsable de la operación, se basa en un doble avance sobre Bagdad, desde el sur con las fuerzas estacionadas en Kuwait y desde el norte con la IV división de infantería y parte de la I división.

Ayer Rumsfeld comentó que era posible organizar un plan de invasión sin contar con Turquía pero los portavoces militares reconocieron que eso complicaría gravemente sus planes. Si Ankara rechazara finalmente la oferta, las divisiones IV y I, con todo su equipamiento, serían enviadas a Kuwait. Desde allí debían ser aerotransportadas, con todo su equipamiento, hasta el Kurdistán iraquí, en una operación lenta, costosa y arriesgada.