Columna

Intenciones

Mientras nuestra seguridad dependa de la voluntad de un par de fanáticos religiosos dispuestos a entregarse al martirio con alegría, las exhibiciones de fuerza sólo servirán para recortar los derechos de todos