Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la ruina por el aire

Los jugadores del Barcelona se confabulan para no dar opciones a balón parado al Atlético

Pepe remata a gol en un córner ante el Barcelona. Ampliar foto
Pepe remata a gol en un córner ante el Barcelona.

Parece que hace un mundo, pero no han pasado ni siete meses desde que el 17 de mayo de 2014 Godín le diera el título de Liga al Atlético de Madrid al rematar con la cabeza un saque de esquina, en el minuto 49 de partido. Todo un clásico para los colchoneros, especialistas como pocos equipos en esa suerte del juego. Y toda una desgracia para el conjunto azulgrana que sufre y paga su falta de estatura en acciones a balón parado. Con razón Luis Enrique lleva dos días poniéndoles vídeos de jugadas de estrategia a sus jugadores y con razón dijo ayer el asturiano que deben estar algo más que atentos en esos lances del partido si de lo que se trata es de ganar esta tarde al Atlético de Madrid.

“Del Atlético destacaría la idea de un colectivo de un nivel altísimo, convencidos de su propuesta futbolista, peligrosos a balón parado y en las transiciones… Es un conjunto difícil de superar por su entramado defensivo, uno de los mejores de Europa”, aseguró ayer Luis Enrique, consciente de la que se le viene encima.

Los colchoneros llevan 16 goles de estrategia y 18 de cabeza en lo que va campeonato

Lleva el Atlético de Madrid 90 saques de esquina lanzados desde que comenzó el campeonato, de los que ha rematado 35; nueve de ellos terminaron en gol. Además, ha logrado otros siete goles al aprovecharse de remates al lanzamiento de una falta. En total 16 goles de estrategia. Por el contrario, el Barcelona ha recibido 17 remates en acciones de saques de esquina en lo que va de curso.

Desde que comenzara la Liga, sin embargo, el Barça tampoco ha defendido mal estas acciones, ahora que ha cambiado la defensa zonal a mixta. De hecho, Bravo, el portero del Barcelona, ha encajado solamente dos goles en jugadas iniciadas desde el rincón, el que marcó Pepe para el Madrid en el Bernabéu y el del pasado domingo en Anoeta, firmado por Alba en propia puerta.

El poderío en el juego aéreo del equipo del Cholo Simeone es tal que lleva 18 goles de cabeza, los mismos que logró la pasada temporada pero en la mitad de partidos. De hecho, en el curso anterior, del que el cuadro colchonero salió campeón, el 56 por ciento de sus goles los logró en acciones de juego aéreo y firmó 24 a balón parado. “Tenemos que defender lo más alejado posible del área porque son muy potentes en la estrategia”, dijo Luis Enrique. Una consigna que los futbolistas de su equipo tienen muy interiorizada. “Se trata de no darles opciones. Cuantos menos saques de esquina o faltas laterales concedamos, mucho mejor para nosotros”, admitió Marc Bartra tras el partido de Copa disputado el pasado jueves en el Camp Nou contra el Elche. “Son muy potentes en esas acciones, así que tenemos que ser muy listos y evitarlas”, admitió Jordi Alba.

El cuadro madrileño llega con Torres, especialista en ganarle balones en largo a los defensas del Barcelona

El Barcelona y el Atlético de Madrid se enfrentaron seis veces durante el curso anterior, (en la Supercopa de España, Liga y Champions) y el bagaje fue positivo para los del Cholo: una victoria y cinco empates. Lo curioso es que sólo encajó tres goles en los seis partidos.

El cuadro madrileño llega a Barcelona con Fernando Torres, especialista en ganarle balones en largo a los defensas del Barcelona. “Les ofrece mucho juego al espacio”, admitió Luis Enrique, consciente de que otra de las preocupaciones de su equipo tiene que ver con la capacidad de los del Cholo en jugar a la espalda de su defensa. Torres ha jugado seis veces en el Camp Nou (cinco con el Atlético en Liga y uno con el Chelsea en Champions) y ha marcado cinco goles (cuatro con el Atlético y uno con el Chelsea en la semifinales europeas).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información