_
_
_
_
_

Alcachofas rellenas de habitas con menta

Parrillada verde. / AINHOA GOMÀ
Parrillada verde. / AINHOA GOMÀ

El alcachofismo ya está aquí. Y el habismo. Estamos en febrero, y ya es hora de juntar estos dos regalos de la naturaleza en un mismo plato. Ambos son deliciosos, sanos, combinan bien juntos y tienen el mismo misterio en su preparación que el de hacer una tortilla francesa. Bueno, vale, un poco más, pero nada que un manazas nato como tú no pueda superar.

Sólo hay dos partes ligeramente engorrosas en esta receta. La primera, que es pelar las habas, se puede evitar comprando habitas pequeñas y pasando de hacerlo: si el hollejo es fino y la cocción corta, no pasará nada grave. La segunda es pelar y limpiar las alcachofas, evitable también si encontramos unos corazones de alcachofa grandes congelados, que se puedan rellenar. Hacerlo con frescas tampoco es ningún drama, siempre que te pongas unos guantes para que no se te tiñan las manos y después parezcas un pordiosero (yo nunca lo hago, pero ya sabéis que mi especialidad es el "consejos vendo que para mí no tengo").

Este plato queda fantástico terminándolo en la parrilla. Como podéis ver en la foto, yo lo preparé así en una calçotada (rito ancestral catalán consistente en ponerse perdido comiendo una especie de cebollas finas a la brasa untadas en romesco), y triunfó. Pero en el horno de casa salen también buenísimas, así que no es necesario que te tires a la calle a montar una fogata.

Dificultad: Para ligeras y ligeros de cascos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 12 alcachofas grandes
  • 200 g de habitas (pueden ser congeladas si no se encuentran frescas)
  • 100 g de queso feta
  • 2 cucharadas de menta picada
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida

Instrucciones

1.
Poner agua abundante con sal a hervir. Rallar el limón y reservar la ralladura.
2.
Preparar un bol con agua y el zumo del limón. Quitar las hojas exteriores y cortar los tallos y las puntas a las alcachofas (se pueden usar para otras preparaciones). Abrir los corazones con una cuchara para hacer hueco eliminando los pelitos interiores, e ir poniéndolas en el agua acidulada para que no se ennegrezcan.
3.
Cocer las alcachofas unos 5 minutos en el agua hirviendo. Sacar y reservar.
4.
En la misma agua, escaldar las habitas un par de minutos. Sacar, pasar por agua fría, escurrir y reservar.
5.
Mezclar en un bol las habitas con el queso feta desmigado, la menta picada y la ralladura del limón. Salpimentar.
6.
Rellenar las alcachofas con la mezcla (puede sobrar) y rociarlas con un chorrito de aceite. Hasta aquí se puede hacer con antelación.
7.
Salar las alcachofas rellenas y asarlas en la parrilla o en el horno precalentado a 250 con el calor de abajo, si tiene esa opción, unos 5 minutos.
8.
Servir con un poco más de aceite de oliva y menta picada por encima. Si se quiere, se pueden cortar por la mitad con un cuchillo afilado, cuidando de no desparramar el relleno. Para hacer un plato completo, un cuscús o un arroz les puede ir bien.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_