LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid prepara la reapertura del ocio nocturno para el 21 de junio

La Comunidad cerrará el lunes los detalles del protocolo con los representantes del sector, que han propuesto una desescalada en tres fases que culminaría en agosto con la recuperación total de la actividad

Jóvenes en los bares cercanos a la Puerta del Sol en marzo de 2021.
Jóvenes en los bares cercanos a la Puerta del Sol en marzo de 2021.Olmo Calvo

El 21 de junio llegará, oficialmente, el verano. Y con él, previsiblemente, la vuelta de los bares de copas, las discotecas y los clubs. El plan que hay sobre la mesa es una desescalada en tres fases —junio, julio y agosto— en la que se irían recuperando de forma paulatina espacios, servicios y aforos. Esa propuesta, la de la asociación de empresarios del ocio nocturno, Noche Madrid, fue enviada esta semana a la Comunidad tras una primera reunión. Este lunes se producirá la segunda, en la que se cerrarán los criterios del regreso, como explicó ayer en rueda de prensa el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, convencido de que la industria y el Ejecutivo van “a estar de acuerdo” en los protocolos a implantar.

Más información

Si la Comunidad mantiene el procedimiento habitual, tras el encuentro con la industria se redactarán las modificaciones oportunas en las medidas vigentes y pasarán a publicarse en el Boletín Oficial de la Comunidad. Vicente Pizcueta, portavoz de Noche Madrid, baraja incluso que pueda ser antes, apunta al próximo jueves 17: “Pero eso no va a suponer un problema, lo importante es que sea en cuestión de días, pero no es importante si son siete más o siete menos”. Asegura que ha llegado el momento de permitir el reinicio del sector: “Podemos garantizar una vuelta segura y la situación, según todos los indicadores epidemiológicos, es favorable”.

Tres fases: junio, julio y agosto

El borrador que hay sobre la mesa de la Consejería de Sanidad, explica Pizcueta, establece junio “como el mes de la recuperación”. En los no mucho más de 15 días que podrían volver a estar operativos de este mes, la idea es recuperar el servicio en barra, las pistas al aire libre (con mascarilla), mantener cerradas las interiores y operar con grupos de mesas en los que el criterio de seguridad sea el metro y medio de distancia y no el aforo, medidores de CO₂ y ampliación de horarios.

“Nosotros proponemos dos horas más de actividad que la hostelería para retomar el encadenamiento de la actividad, si la hostelería cierra a la una, que nosotros cerremos a las tres”, explica el portavoz. “Y de forma flexible, de manera que la adaptación sea automática. Es decir, que si la semana que viene la hostelería puede cerrar a la 1.30, nosotros lo hagamos a las 3.30”, detalla.

En julio, Noche Madrid cree que hay varias cuestiones que pueden permitirles avanzar hacia la recuperación 100% de la actividad. Entre ellas, la campaña de vacunación, la experiencia de otras autonomías tras semanas de apertura —como Andalucía, que fue la primera en reabrir a principios de junio— e incluso el uso del certificado verde digital. Este pasaporte es un QR gratuito, digital o físico, que corroborará que su portador ha pasado la enfermedad en los últimos seis meses, ha dado negativo en una prueba PCR o de antígenos 11 días antes de la emisión del certificado o ha sido vacunado con la pauta completa y han pasado más de 14 días.

Aunque ha sido implantado para viajar por Europa, una vez que los ciudadanos lo tienen, las autoridades nacionales, en principio, pueden hacer uso. Con el análisis, eso sí, de las implicaciones en cuanto a protección de datos que puede tener esta práctica. Así, dice Pizcueta, “el local que consiga crear y garantizar que su espacio es seguro, podría tener esta burbuja y, por ejemplo, recuperar las pistas de baile ya sin mascarilla o sin distancia”. ¿Y el establecimiento que no cumpla? “Ese tendría que seguir trabajando como en junio”.

Llegaría entonces agosto. “Lo previsible es que lleguemos a ese 70% de población vacunada, y entonces, y con el resto de indicadores como el de contagios o la ocupación de UCI en niveles de riesgo bajo, podamos entrar no a la nueva normalidad, sino a la vieja normalidad, restablecer al 100% nuestra actividad de siempre”, apunta el portavoz de Noche Madrid. “Las pérdidas ya son desastrosas”, añade.

2.600 millones de euros en pérdidas de facturación

Pizcueta cifra el acumulado perdido del sector desde que llegó el virus. Prepandemia Madrid contaba con 1.200 bares de copas y 400 locales entre discotecas, tablaos flamencos, salas de conciertos o de fiestas. Ahora, el portavoz asegura que sobre el 40% ha tenido que echar el cierre, “sin saber cuántos de ellos podrán recuperarse, ahora mismo habrá más de 600 empresas pendientes de ver cómo se recuperan”.

Los análisis de la industria calculan que en Madrid, entre marzo de 2020 y mayo de 2021, la caída de la facturación ha sido del 84%, “2.600 millones de euros”, cifra el portavoz. A eso suma las pérdidas por gastos fijos que los locales no han podido evitar, como las acometidas o el alquiler, 406 millones de euros: “De media, un bar de copas ha perdido, de gastos fijos, entre 150.000 y 175.000 euros, y una discoteca alrededor de 400.000”.

Más información

Y añade el empleo: “En toda España se calcula la pérdida de 90.000 empleos, en Madrid podemos estar hablando de entre 15.000 y 20.000, sobre todo de jóvenes y mujeres”. Con ese panorama pasado, Pizcueta apunta al futuro inmediato: “Hemos sido sensatos, hemos sufrido, y ahora nos vemos con la legitimidad de decir que ha llegado nuestro momento”.

Otras comunidades ya han dado ese paso. Tras el Consejo Interterritorial del pasado miércoles —en el que el semáforo del Ministerio de Sanidad quedó como una guía de recomendaciones y no como una batería de medidas de obligado cumplimiento como pretendía la semana anterior—, las autonomías asumieron la responsabilidad y las competencias para la reapertura. “Y Asturias, Cantabria, Extremadura, La Rioja, Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla y León van a permitir recuperar la actividad”, enumera el portavoz de Madrid noche. Este viernes, también Cataluña anunció que el día 21 reabre las pistas de baile en las discotecas y amplía el horario hasta las 3.30, y Cantabria permitirá que el cierre sea a las 6.00 este fin mismo fin de semana. “Madrid puede unirse a ellas”, concluye Pizcueta.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50