Franco, sobre Díaz Ayuso: “Cada día cobra más fuerza la opción de presentar una moción de censura”

El líder de los socialistas madrileños critica cómo ha gestionado la pandemia el Gobierno de Madrid

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en una imagen de archivo.
El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en una imagen de archivo.RRF / Europa Press

José Manuel Franco (Monforte de Lemos, Lugo, 62 años) es delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid y secretario general de los socialistas madrileños. Al otro lado del teléfono, no solo manifiesta su preocupación por los brotes de casos de coronavirus en la región. También advierte de que presentar una moción de censura se acabará convirtiendo en una obligación para el PSOE si el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso mantiene lo que él describe como “opacidad” en la gestión de la crisis. [Así explica el delegado del Gobierno lo ocurrido en la manifestación antimascarillas celebrada el domingo en Madrid]

Pregunta. ¿De qué depende que el PSOE presente una moción de censura contra el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso?

Respuesta. Una moción de censura es un mecanismo que se puede utilizar para cambiar un gobierno. No la descartamos. Cada día que vemos lo que están haciendo con la sanidad madrileña nos ofrecen argumentos para presentarla. Cada día que pasa, ante la situación de bloqueo en la Asamblea, ante esta falta de transparencia, de explicaciones sobre lo que está pasando, de cómo se encuentra la sanidad, de cuántos rastreadores tenemos, de cuántos centros de atención primaria están cerrados, de cuántos casos asintomáticos hay… Ante esta opacidad, cada día gana más enteros la posibilidad de presentar una moción de censura.

P. ¿A qué esperan?

R. Tiene que ser algo muy meditado. Tenemos que hacerlo de acuerdo con el resto de fuerzas políticas que eventualmente pudieran apoyarla. No es una decisión que se pueda tomar de un día para otro. Hemos dicho que no lo descartábamos, y cada día cobra más fuerza esa posibilidad.

P. Para que la votación encumbrara a Gabilondo como presidente, Cs la tendría que apoyar, traicionando a su socio de Gobierno. ¿Hay contactos?

R. En estos momentos, no. Estoy convencido de que muchos responsables de Ciudadanos están sorprendidos ante lo que está pasando en la sanidad madrileña. La última hora es que PP y Cs bloquean las comparecencias de los consejeros de Sanidad y Políticas Sociales [sobre la gestión del coronavirus]. ¡Es un ejercicio más de opacidad! Los madrileños se merecen más transparencia, información. Ahora mismo, eso no está sucediendo, y no contentos con ello, bloquean estas comparecencias. ¡Bloquean las instituciones para que no se aclare qué es lo que está pasando en la sanidad madrileña! Eso vamos a combatirlo. Nadie nos va a poder callar.

P. Entonces, ¿presentarían la moción incluso sin el apoyo de Cs, aunque no sea ganadora?

R. Aunque no sea ganadora.

P. ¿Qué se lograría con eso?

R. Si no se nos deja controlar al Gobierno en la Asamblea, si nos lo impiden, algo tendremos que hacer. Un mecanismo posible es la moción de censura. No lo descartamos. Insisto, ante la imposibilidad de ejercer el control parlamentario en la sede que corresponde.

P. Su doble papel como delegado del Gobierno y secretario general de los socialistas madrileños le ha puesto bajo los focos. ¿Se mezcla el papel institucional y el partidista?

R. Cuando hago este tipo de declaraciones, soy consciente de que pueden generar polémica. Como delegado del Gobierno, una de mis funciones es ayudar a garantizar la salud de los madrileños. Con lo cual, tengo que decir las cosas que me preocupan. Del mismo modo que digo que todas las medidas que haya que tomar contarán con la lealtad y la colaboración de la delegación del Gobierno, también tengo que decir que hay aspectos que me preocupan mucho. ¿Se está haciendo todo lo que se puede? Creo que la gestión de la crisis sanitaria en la Comunidad de Madrid es manifiestamente mejorable.

P. ¿Por?

R. No olvidemos que la señora Ayuso ejerció la crítica más feroz [contra el Gobierno de España], que en mayo ya decía que la Comunidad estaba lista para asumir la totalidad de las competencias, que era muy crítica con el mantenimiento del estado de alarma, que hablaba de rastreadores… Curiosamente la que más criticaba la intervención directa del Gobierno de España en la Comunidad de Madrid es la que ahora, veladamente, pide otra vez un mando único. Sería cuestión de que se aclarase.

P. ¿Cuáles son sus dudas?

R. Al día de hoy no se están adoptando todas las medidas necesarias. Lo que ha sucedido con el tema de los rastreadores es poco presentable, y estoy siendo muy moderado con los calificativos. No hay ninguna transparencia. ¿Cuántos asintomáticos hay? No lo sabemos, porque ellos mismos han manipulado sus informes, con lo que puedan decir ahora es poco creíble. ¿Cómo están de saturados los hospitales? Tampoco lo sabemos. ¿Qué medidas se están tomando para evitar que haya contagios en el transporte público madrileño? Sin acritud, me gustaría saberlo. Me preocupa. Y no olvidemos que hay 850.000 madrileños afectados por el cierre de las urgencias de los centros de atención primaria.

P. ¿Es la entrada de contagiados por el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas parte del problema, como asegura el Ejecutivo regional?

R. No. En Barajas se ha seguido un protocolo similar al de otros países, sobre todo los del espacio Schengen. Ahora se habla de realizar PCR masivos en distritos que en principio tienen poco que ver con el aeropuerto [son los de Carabanchel, Usera, Villaverde, Vallecas y Puente de Vallecas]. Sinceramente, creo que poca gente que viene al aeropuerto se dirigirá a esos distritos. Están usando el aeropuerto de Barajas como un mantra, una cortina de humo, para tapar su falta de gestión.

P. En junio, Díaz Ayuso avanzó que quería hacer un protocolo con la Delegación por si llegaba el momento de decidir confinamientos selectivos en municipios, ya que Madrid no tiene policía autonómica. ¿Le han contactado?

R. No se ha dirigido a nosotros por ningún medio para esa posibilidad. El que conoce las normas, las leyes, sabe perfectamente que ahora mismo quien tiene que ver la necesidad de posibles confinamientos es la consejería de Sanidad, con autorización judicial, porque estaría limitando derechos fundamentales, no deberíamos olvidarlo. Y en hacer efectivo ese confinamiento entran en juego los cuerpos y fuerzas de seguridad, que, efectivamente, estarían coordinados con la delegación. Ese es el camino a recorrer. No me sorprende [que no me haya contactado].

P. ¿Cómo es su relación tras ser reprobado en la Asamblea?

R. La relación es educada. A los consejeros les tengo el máximo respeto personal, e incluso aprecio a algunos que conozco bastante, pero tengo que decir que no están gestionando bien la crisis sanitaria en este momento en el que han tenido que asumir las competencias. En cuatro meses han tenido tiempo de hacer lo que no han hecho.

P. El grupo parlamentario socialista ha perdido a varios referentes en favor de la política nacional: Pilar Llop, presidenta del Senado; José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura y Deporte; Hana Jalloul, secretaria de Estado de Migraciones…, ¿se ha descapitalizado?

R. Se puede ver como una descapitalización, pero también en el sentido contrario: llevábamos una lista con personas muy competentes, y el presidente ha considerado conveniente que formen parte del Gobierno. En la Asamblea sigue habiendo un grupo muy potente, que hará la oposición necesaria. Lo que es imprescindible es que nos dejen hacer oposición.

P. ¿Alguno de esos viajes podría tener una vuelta para ser candidato en las próximas autonómicas?

R. Podría ser. Pero en nuestro partido hay primarias, no un dedo caprichoso que designe candidatos. Es innegociable que decida el conjunto de la militancia.

P. ¿Usted querría serlo?

R. No me lo he planteado para nada.



Más información

Lo más visto en...

Top 50