LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid hará test aleatorios para detectar casos en las zonas más castigadas por el virus

La Comunidad seleccionará pacientes en Carabanchel, Usera, Villaverde, Vallecas y Puente de Vallecas; y los municipios de Alcobendas y Móstoles

Una mujer pasa la prueba de detección del coronavirus.
Una mujer pasa la prueba de detección del coronavirus.Javier Hernández

La Comunidad de Madrid empezará este lunes a hacer pruebas de detección del coronavirus aleatorias a personas de entre 15 y 49 años que vivan en las zonas de más incidencia de la enfermedad en la región: los distritos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Vallecas y Puente de Vallecas; y los municipios de Alcobendas y Móstoles. Así lo ha anunciado este viernes Enrique Ruiz-Escudero, consejero de Sanidad del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que observa desde hace casi un mes un aumento en positivos detectados y personas hospitalizadas. El objetivo es detectar a contagiados asintomáticos que estén expandiendo el virus sin saberlo.

“Queremos controlar y anticiparnos a nuevos rebrotes así como obtener una radiografía de cuál es la situación epidemiológica en las zonas de mayor incidencia, algo esencial en la toma de decisiones por parte de salud pública”, ha dicho el consejero Ruiz-Escudero, que sigue la senda abierta por Cataluña, donde se han hecho cribados masivos en municipios como Terrassa, Sabadell, Ripollet o Torregrossa; y se preparan en dos barrios de Barcelona (Torre Baró y Besòs-Maresme).

En Madrid, la convocatoria se realizará a través de mensajes SMS a los móviles de las personas seleccionadas, con el texto “Si no presenta síntomas, Salud Pública le ofrece PCR“, y a razón de 1.000 por día (para un total de 6.000). Este lunes comenzarán las pruebas en Carabanchel, el martes en Usera, el miércoles será el turno de Villaverde, Vallecas el jueves, el viernes se realizarán en Alcobendas, y el sábado en Móstoles.

Los test se harán en los centros de salud, y los resultados estarán listos en menos de 48 horas, según ha detallado este viernes la directora general de Salud Pública de la Comunidad, Elena Andradas. “El objetivo es cortarla cadena de transmisión en estas zonas básicas”, ha dicho, según recoge Efe.

La medida ha sido inmediatamente criticada por los sindicatos. “No está avalado por ninguna sociedad científica y llega tarde”, ha manifestado Marisa Fernández, responsable de Atención Primaria de CC OO.

“No ha reforzado la Atención Primaria ni la Salud Pública; no ha contratado un número adecuado de rastreadores; no tiene un plan de contingencia en Atención Primaria... pero sin abordar las medidas realmente necesarias, anuncia que emitirá un total de 6000 SMS para realización de PCR COVID para una población de un total de 892.104 habitantes”, ha lamentado UGT en un comunicado.

Con más de 15.000 fallecidos, la Comunidad de Madrid se ha convertido en el epicentro de la pandemia en España. Tras superar los peores momentos de la enfermedad al inicio del verano, todos los datos indican que la región se enfrenta ahora a un repunte que puede convertirse en segunda ola. Ya hay más de 600 ingresados en sus hospitales, se ha roto la barrera de los 90.000 positivos y ya hay hospitales que han activado planes de contingencia, anulando cirugías no urgentes, y reorganizando plantas, para prepararse para la llegada de más pacientes.

Para frenar una nueva crisis sanitaria, el Gobierno de Díaz Ayuso afronta un complicado cóctel. Primero, porque el descenso de la edad media de los contagiados ha multiplicado por cuatro el número de contactos por cada nuevo positivo al que hay que hacer un seguimiento (los jóvenes tienen una vida social más intensa, especialmente en verano). Y segundo, porque Madrid dice contar con unos 500 rastreadores para hacer ese trabajo y controlar a una población de casi siete millones de habitantes, pese a que el colegio de médicos regional calcula que debería tener entre 1.300 y 1.600.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50