La crisis del coronavirus

El temor al aumento de pacientes con coronavirus vuelve a poner en alerta a los hospitales de Madrid

Centros como el 12 de Octubre o el hospital de Móstoles han iniciado un plan de reorganización ante un aumento de ingresos que empieza a preocupar a los sanitarios

Una sanitaria asiste a una persona con covid-19 en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. En vídeo, los hospitales de Madrid se preparan para una segunda oleada de coronavirus. FOTO: MARISCAL (EFE) / VÍDEO: ATLAS

Los nuevos casos de covid-19 en la Comunidad de Madrid aumentan cada día y con ello, crece también el número de positivos que precisan ingreso hospitalario. Este jueves había 618 pacientes ingresados en los hospitales de la región ―78 más que el miércoles― frente a los 128 enfermos hospitalizados que había hace apenas 15 días, según el informe diario de situación que elaboran la Dirección General de Salud Pública, el Servicio Madrileño de Salud y los hospitales privados.

El hospital 12 de Octubre, con 71 pacientes de coronavirus en planta y seis en la UCI, es el centro con mayor número de ingresos. Ante este repunte en los casos, el hospital ha puesto en marcha el plan de elasticidad y ha tomado medidas como volver a habilitar plantas específicas para enfermos con covid-19 o dejar de programar intervenciones en quirófano que necesiten hospitalización, según confirma una portavoz del centro. Santiago Usoz, que trabaja como enfermero de urgencias en el hospital, confiesa que tienen “pánico a volver a la situación de marzo” y apunta al “relajamiento de las medidas de seguridad y a la ausencia de rastreos eficaces” como los desencadenantes principales.

Rakel H., delegada de prevención de riesgos del 12 de Octubre, asegura que actualmente hay dos plantas completas con positivos confirmados de covid. “Están habilitando otras plantas, dejando las camas vacías y preparadas para una posible avalancha”, sostiene. “Se están preparando, pero es verdad que se está llenando el hospital, se está esparciendo y lo que más me preocupa es que en maternidad, que era zona limpia, ahora hay niños y mujeres embarazadas ingresadas con covid. No es algo ya de gente mayor con patologías”, explica la delegada de prevención. Sin embargo, asegura que todavía no hay un refuerzo en la plantilla porque “la cosa está relativamente tranquila”, aunque sí que prevén que a partir de septiembre “se dispare un poco”.

Una decisión parecida ha tomado el hospital de Móstoles, el segundo con mayor volumen de pacientes con esta enfermedad, con un total de 40 ingresados de hospitalización convencional y cuatro en cuidados intensivos. El 3 de agosto la dirección del centro difundió una circular interna que ordenaba la reorganización del hospital. Esta incluye la suspensión de la cirugía mayor ambulatoria, la de la técnica de dolor que se hace en la consulta de enfermería y la de los estudios del sueño en neurofisología clínica. También se ha anulado la actividad programada de fibroncoscopia y solo se realizan los urgentes o no demorables.

Como no hay rastreadores suficientes, no sabemos por dónde va a venir el golpe ni cómo de fuerte va a ser, estamos a ciegas
Guillén del Barrio, enfermero en La Paz

Para Rafael Rubio, enfermero de la sexta planta del hospital de Móstoles, todas estas medidas carecen de sentido si no se refuerza el personal del centro. “Las únicas medidas que se han tomado ha sido cerrar espacio, cerrar camas y dicen que están disponibles por si hacen falta. Vale, están disponibles pero lo que no hay es gente que pueda atender esas camas”, reconoce. “Si hay que volver a habilitar los quirófanos con respiradores como la otra vez, es que no hemos avanzado nada. Si no se ha dotado a la atención primaria de rastreadores y los medios suficientes para detectar a esos pacientes antes de que lleguen al hospital y evitar un colapso, estamos exactamente igual que en marzo”, añade. Además, el enfermero advierte de nuevo el miedo al contagio por parte de los sanitarios. “Ahora mismo tenemos en la quinta planta cinco trabajadores contagiados y están haciendo pruebas al resto de compañeros. Pedimos que se haga un seguimiento mucho más estrecho y exhaustivo por parte de salud laboral”.

El tercer centro con más índice de ingresos de pacientes con covid-19 es el Gregorio Marañón, también con 40 pacientes con PCR positivo de la enfermedad y tres en la UCI. Por detrás se sitúa La Paz, con 32 ingresos en planta y 6 en la UCI y el Ramón y Cajal, con 28 pacientes en hospitalización convencional y dos en UCI.

La Paz es otro de los centros que también ha adaptado sus espacios y recursos por temor a un repunte de los casos. De momento, el hospital ha habilitado dos plantas para pacientes con coronavirus, según explica Jesús Camacho, miembro del comité de empresa de limpieza del centro. “En la planta 13 había 12 pacientes y tiene capacidad para 24, y en la 10 hay unos 20 pacientes”, asegura respecto a la situación este miércoles. “Hay una UCI exclusivamente para covid en la planta 9 y han empezado a trasladar enfermos de la planta 12 para poder ingresar pacientes con el virus”, añade. Además, según indica, “en las urgencias se ha separado a pacientes covid en la zona de traumatología y se ha realizado una obra en el gimnasio para poder ingresar a pacientes con oxígeno como en cualquier otro box de urgencias”.

Este jueves había 618 pacientes ingresados en los hospitales de la región frente a los 128 enfermos hospitalizados que había hace apenas 15 días

Guillén del Barrio es enfermero en las urgencias de La Paz. Lo pasaron muy mal en la primera ola de la pandemia, dice, y ahora está preocupado por que se vuelva a repetir. “Tenemos miedo porque como no hay rastreadores suficientes y ya está absolutamente claro que no es que no los consigan, es que no los quieren tener, no sabemos por dónde va a venir el golpe ni cómo de fuerte va a ser, estamos a ciegas”, reconoce. Aun así, asegura que, de momento, el hospital sigue trabajando con normalidad. “Se están tomando medidas antes de que nos pille el toro y ya lo han reorganizado, pero la urgencia funciona bien”, admite.

El hospital de Getafe, undécimo en la lista con una veintena de casos, ha suspendido este jueves las visitas de los familiares en todo el hospital y solo podrán acudir las estrictamente autorizadas, según ha anunciado mediante carteles en el propio centro. La información a las familias se llevará a cabo a partir de ahora por teléfono.

Los contagios de covid-19 siguen aumentando en las últimas horas en la Comunidad de Madrid, con 720 casos confirmados este jueves, 66 más en relación con el día anterior. En total, hay 618 personas ingresadas por el virus en los hospitales de la región, 82 de ellos en la UCI. La cifra de fallecidos ha sido de cuatro pacientes, la misma que los dos días anteriores.

Más información

Lo más visto en...

Top 50