Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rodríguez Uribes, templanza para dirigir el Ministerio de Cultura y Deporte

Discípulo de Peces-Barba, cercano a Rubalcaba y Sánchez, se distinguió por su labor con las asociaciones de víctimas del terrorismo

José Manuel Rodríguez Uribes, nuevo ministro de Cultura y Deportes, en Madrid, este sábado. En vídeo, Darias y Rodríguez Uribes, los nuevos ministros de Política Territorial y Cultura.

La cartera de Cultura y Deporte del Gobierno de coalición que han formado el PSOE y Unidas Podemos será para José Manuel Rodríguez Uribes (Valencia, 51 años), un político que cuenta con la máxima confianza del presidente, Pedro Sánchez. Filósofo del derecho, y discípulo del padre de la Constitución Gregorio Peces-Barba, el nuevo miembro del Ejecutivo ya tuvo la complicidad de Alfredo Pérez Rubalcaba que, como ministro del Interior, le nombró en 2006 director general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, cargo que ocupó hasta 2011. Esa etapa, marcada por las manifestaciones contra la política antiterrorista gubernamental de las asociaciones de víctimas próximas al PP, Rodríguez Uribes mostró su talante conciliador y su bonhomía, recorriéndose España para intentar solucionar uno a uno los problemas de los afectados. Todas las víctimas, cuentan quienes lo conocen, tuvieron para él algo más que un nombre: cara, voz e individualidad.

“Poca gente sabe que tradujo Elogio de la templanza y otros escritos morales, de Norberto Bobbio, al español y eso le define muy bien, porque es un tipo muy dialogante, que sabe escuchar”, le fotografía José Manuel Franco, el secretario general de los socialistas madrileños. “Fue un gran colaborador de Peces-Barba cuando estaba al frente de los temas de terrorismo, fue un muy buen delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, al que le tocó gestionar, por ejemplo, todo un reto: el orden público en la final de la Copa Libertadores entre River y Boca que se disputó en el Bernabéu”, sigue. Y remata: “Con ese bagaje puede hacer una magnífica labor”.

Doctor en derecho y profesor en la Universidad de Valencia y en la Carlos III, Rodríguez Uribes es académico antes que político. Hombre de firmes convicciones socialistas, permaneció al lado de Sánchez en la derrota y en el triunfo. Su trayectoria política, en consecuencia, es inseparable de la del presidente del Gobierno.

Sánchez le nombró para su comisión ejecutiva federal en 2017, encargándole el área de laicidad, en la que está especializado, como atestigua uno de sus seis libros, Elogio de la laicidad (Tirant Lo Blanch). Nada más culminar con éxito la moción de censura que puso punto final al Gobierno de Mariano Rajoy, en 2018, Rodríguez Uribes fue nombrado delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, donde puso énfasis en la lucha contra los desahucios y la desigualdad social de la región. Y llegadas las elecciones autonómicas de mayo de 2019, ocupó un lugar destacado en la lista electoral regional, el número tres, lo que le llevó luego a ser portavoz adjunto en la Asamblea. Desde entonces se había convertido en un apoyo imprescindible para Ángel Gabilondo, el primer socialista en ganar las autonómicas de Madrid desde 1987, que próximamente también podría tener destino en la política nacional (por ejemplo, como defensor del pueblo, según fuentes socialistas).

Aficionado al baloncesto

Lector empedernido y amante de las citas literarias, el nuevo ministro es también un gran aficionado al deporte. Antes de que se oficializara el fichaje del exseleccionador de baloncesto José Vicente Pepu Hernández como candidato socialista a la alcaldía de Madrid, entre las filas socialistas corrió el rumor de que el aspirante estaba vinculado a ese deporte. Inmediatamente, todas las miradas se dirigieron hacia Rodríguez Uribes, gran aficionado de la canasta y del Real Madrid. Cuentan que disfrutó como un niño cuando se estrenó como delegado del Gobierno en una recepción al equipo de Pablo Laso, que se acababa de proclamar campeón de la Liga ACB 2017-2018.

"Es mi primer acto oficial y no puede empezar mejor", dijo entonces. "Soy aficionado al baloncesto y al Real Madrid. Encontrarme con este acto en mi estreno me llena de satisfacción y ojalá sigáis rompiéndonos las agendas". 

Casado y padre de un hijo, Rodríguez Uribes se ha distinguido en la Asamblea por defender los valores del PSOE frente a los ataques del PP, Ciudadanos y Vox al Gobierno nacional del PSOE. Ahora da el salto a la política nacional. Es el segundo político al que Sánchez ficha en la Asamblea de Madrid: la diputada Pilar Llop preside el Senado. Él será el ministro de Cultura y Deporte del primer Gobierno de coalición. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >