_
_
_
_

La quinta ola de coronavirus remite pero se enquista en los barrios pobres de Barcelona

El 54% de los positivos de agosto se dieron en los distritos más vulnerables de la ciudad, el mayor porcentaje del último año

Ambiente en el barrio del Raval de Barcelona, el pasado mes de febrero.
Ambiente en el barrio del Raval de Barcelona, el pasado mes de febrero.Carles Ribas
Bernat Coll

La quinta ola llegó a Barcelona por los barrios ricos y se va a través de los pobres. Los cinco distritos de renta más baja (Sant Andreu, Sants-Montjuïc, Horta-Guinardó, Nou Barris y Ciutat Vella) sufren el 54% de los positivos detectados en las últimas cinco semanas. El resto de los distritos viven la otra cara de la situación: Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts, Eixample, Gràcia y Sant Martí acogen el 43,5% de los contagios de la ciudad, según datos de la Agencia de Salud Pública de Barcelona. Es la primera vez en el último año que las zonas más desfavorecidas tienen un porcentaje de positivos tan alto de forma continuada.

Más información
Cataluña afirma que la quinta ola del coronavirus va “a la baja” y espera normalidad en breve
El coronavirus se muda a la zona alta de Barcelona: de Nou Barris a Sarrià
El coronavirus ha atacado más a las personas con rentas más bajas

Los datos epidemiológicos revelan que el mes de agosto ha afectado más a las zonas vulnerables de lo que es habitual en la capital. Estos distritos han sufrido más de 7.500 casos de los 14.000 diagnosticados en la capital (54%) en las últimas cinco semanas, un porcentaje notablemente mayor que en el global de la quinta ola (47,2%), la cuarta (47,3%) y la tercera (48,5%). La última vez que los barrios de rentas bajas tenían este porcentaje de contagios fue hace un año, entre agosto y septiembre del 2020, también en un contexto vacacional.

La epidemióloga Magda Campins, especialista en Medecina Preventiva y Salud Pública del hospital Vall d’Hebron, considera que las vacaciones han favorecido a la mejora de los datos en los distritos más ricos. “La dispersión de las personas de barrios de rentas altas a las segundas residencias seguro que ha influenciado en la reducción de la incidencia en estas zonas”, analiza.

La gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Carme Borrell, no descarta esta hipótesis, pero pide más datos. “Puede darse, pero no podemos saberlo porque nos falta información para contrastarlo”, admite Borrell. La gerente apunta las condiciones socioeconómicas de las personas son clave en la afectación del virus. “Las rendas altas tienen menos incidencia por sus condiciones de vida en general, no solo por sus vacaciones”.

“La dispersión de las personas de barrios de rentas a las segundas residencias ha influenciado en la reducción de la incidencia”, dice Magda Campins
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La escena actual de la pandemia en Barcelona es totalmente diferente a lo que ocurrió al inicio de la quinta ola. “Lo que pasó en junio fue un proceso extraño”, admite Borrell. El Departamento de Salud considera que el feroz rebrote que se dio a finales de junio fue una circunstancia excepcional que coincidió con los viajes de fin de curso de los colectivos jóvenes, la mayoría de zonas acomodadas.

“Los principales brotes se dieron en las zonas más adineradas de la ciudad”, explicó ayer el consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, en rueda de prensa. “Se dieron en las fiestas posteriores a la selectividad, entre personas con una capacidad adquisitiva para irse de viaje de fin de curso. No todas las familias tienen esta posibilidad”. El consejero entiende que la evolución de la pandemia en Barcelona las últimas semanas es una tendencia natural. “Una vez se produce la expansión del virus, al final acaba afectando a los de siempre: a los grupos más desfavorecidos, que es lo que hemos visto a lo largo de la pandemia”, concreta.

Las zonas vulnerables de Barcelona sufrieron especialmente las dos primeras olas, entre marzo y noviembre del 2020, en el que se dieron el 53% de los positivos de la ciudad, por el 45% en los distritos acomodados.

La cobertura vacunal de Raval Sud no supera el 50%

La afectación de la covid en los diferentes barrios se explica por varios motivos, según los expertos: la situación socioeconómica, la edad media de la población, la densidad y la cobertura vacunal, entre otros varios aspectos.

La situación en el Área Básica de Salud (ABS) Raval Sud indica la dificultad del Departamento de Salud para acelerar la vacunación. En esta zona del centro de Barcelona solo un 49% de las personas tienen la pauta completa, según datos de la Generalitat, cuando la media de la ciudad es de un 68%. Los responsables sanitarios afirman que no es sencillo hacer llegar la vacunación en determinadas zonas con numerosas comunidades, como el caso del Raval. En Raval Nord, Casc Antic y Gòtic, donde también conviven personas de diferentes comunidades, la vacunación apenas supera el 55%.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Bernat Coll
Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_