La crisis del coronavirus

Confinarse en Barcelona: 87 metros cuadrados de diferencia entre barrios ricos y pobres

Los pisos de zonas acomodadas de la capital catalana son, de promedio, tres veces más grandes que los de distritos humildes

Una mujer tiende la ropa en su casa del Barrio de la Barceloneta.
Una mujer tiende la ropa en su casa del Barrio de la Barceloneta.Albert Garcia / EL PAÍS

Ochenta y siete metros cuadrados. No es la media de la superficie de los pisos de Barcelona, situada en 78 metros cuadrados. No. Ochenta y siete metros cuadrados es la diferencia entre el tamaño medio de los pisos del barrio que tiene los más grandes (Les Tres Torres, 134 metros) y del que tiene los más pequeños (La Barceloneta, el barrio de los tradicionales quarts de casa con 46,7 metros). Son datos del año pasado que tienen como fuente el Catastro y han sido trabajados por el área de Estadística y Difusión de Datos del Ayuntamiento.

Más información

Como en otros tantos indicadores (la renta, la esperanza de vida o el paro), en la cantidad de metros cuadrados en los que se ven obligados a vivir confinados los barceloneses desde hace un mes, la brecha también es enorme de una punta a otra de la ciudad. Unos metros que condicionan el confort con el que pasan la cuarentena o la capacidad de aislarse (por obligación si hay enfermos de coronavirus o para tomar distancia cuando se está harto de convivencia obligada). De los 73 barrios, solo 18 tienen pisos superiores en tamaño a la media. Los vecinos de los 55 barrios restantes, viven en pisos más pequeños.

Los 73 barrios de Barcelona, con la superficie media en cada uno de ellos.
Los 73 barrios de Barcelona, con la superficie media en cada uno de ellos.Observatorio Metropolitano de Barcelona

Por distritos, el tamaño medio de las viviendas más grandes y más pequeñas de los barceloneses tiene una traslación directa con la renta familiar disponible (la de 2017, la última publicada). Las mayores viviendas están ubicadas en el distrito más rico, Sarrià Sant Gervasi (109,3 metros cuadrados de media). Y los pisos más pequeños en el distrito más pobre, Nou Barris (65 metros). Solo tres de los diez distritos tienen pisos mayores a la media: el citado Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts (91,5) y Eixample (88,6). Las viviendas de los siete otros distritos están por debajo de la media.

Si se cruzan los datos de habitantes de la ciudad (los del padrón de 2019), con los de los distritos que están por encima y por debajo en tamaño medio de los pisos, resulta que los vecinos que viven en pisos mayores a la superficie media (algo más de medio millón de personas) son minoría: el 30,4% de los 1,6 millones de empadronados. El 69,4% restante de los barceloneses viven en pisos inferiores a la media.

Y si, también padrón en mano, se mira cuánta gente vive en los hogares de cada barrio o distrito, también hay diferencias notables. La media de ocupantes de los hogares en Barcelona es de 2,49 personas: en el distrito de Sarrià – Sant Gervasi superan la media y alcanzan el máximo, con 2,66 personas; y el mínimo corresponde al distrito de Gràcia, 2,32 personas por hogar. Parecen diferencias pequeñas, pero son notables, destacan fuentes del Observatorio Metropolitano de la Vivienda (OMHB, en sus siglas en catalán).

Si se baja a los barrios, las diferencias crecen todavía más: entre los barrios con más ocupación por vivienda destacan algunos de los más ricos y con viviendas mayores (de nuevo Sarrià y Tres Torres, con 2,8 y 2,98 personas), y algunos de los más pobres y viviendas más pequeñas (Torre Baró, con 3 personas, bate el récord, pero por encima de 2,9 aparecen Ciutat Meridiana el Besòs y Maresme, Vallbona, Trinitat Vella, Bon Pastor o Gòtic). En el extremo opuesto, los barrios con menor ocupación son La Barceloneta (con 2,18 personas por hogar y pisos diminutos) y Vila de Gràcia (2,22 personas y pisos de 72 metros de media).

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50