CORONAVIRUS DE WUHAN

“En estos momentos parar completamente el virus es casi imposible”

La jefa del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Magda Campins, reclama responsabilidad a la ciudadanía y que cumpla las directrices de Salud Pública

Magda Campins, jefa de epidemiología del hospital Vall d'Hebron de Barcelona.
Magda Campins, jefa de epidemiología del hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

El coronavirus ha dejado ya más de 2.000 casos positivos en España, un centenar de ellos hospitalizados en las unidades de cuidados intensivos. Con la curva epidemiológica al alza y focos descontrolados en la Comunidad de Madrid, La Rioja y País Vasco, las autoridades sanitarias han optado por cerrar colegios y anular eventos donde se congreguen más de 1.000 personas. Los hospitales del resto de comunidades autónomas permanecen a la expectativa, preparando planes de contingencia por si los focos de Madrid o el País Vasco se replican en otras partes del territorio. La jefa del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, Magda Campins (Barcelona, 1956), pide responsabilidad a la ciudadanía y que cumpla las directrices de Salud Pública.

Pregunta. Tres comunidades autónomas acaban de cerrar colegios y restringir actividades públicas. ¿Tiene sentido seguir hablando de contención?

Respuesta. Sí, porque todas estas medidas más estrictas son para contener la transmisión del virus. Estamos en una fase intermedia: queremos enlentecer la transmisión para evitar el colapso del sistema sanitario.

P. ¿Para qué sirve el cierre de colegios?

R. En todas las epidemias de virus respiratorios se recomienda el cierre de colegios para cortar la cadena y disminuir la transmisión. En gripe lo tenemos muy claro porque los niños son los principales transmisores y el cierre de colegios es una medida muy efectiva. Aquí se tiene que hacer porque por experiencia con la gripe, sabemos que va bien, aunque en este caso no tenemos tan claro cuál va a ser su efecto, dado que el coronavirus afecta poco a los niños (entre el 1% y 2% de los afectados son niños) y tienen síntomas muy leves. No tenemos mucha evidencia de cuánto contribuyen los niños a transmitir este nuevo virus, pero debemos hacerlo.

P. ¿Las medidas son suficientes y pertinentes?

R. Se han tomado en el momento en que se está viendo que la curva epidémica es totalmente ascendente y el número de casos va aumentando día a día. En estos momentos, son totalmente proporcionadas a la situación epidémica en la que estamos. Y es posible y muy probable que, si seguimos en ascenso, que es lo esperado, se tengan que tomar medidas más drásticas.

P. ¿Por ejemplo?

R. Concienciar a la población de que, independientemente del cierre de colegios y el teletrabajo, se restrinja o se cancele el acceso a algunos lugares públicos donde se puede juntar mucha gente, como grandes centros comerciales o discotecas.

“Me preocupa el colapso sanitario si la población no cumple las medidas de contención”

P. ¿Qué tendría que pasar para llegar a ese escenario?

R. Pues si viéramos que en la próxima semana o 10 días tenemos un incremento de casos importante y si ya tuviéramos un número de pacientes hospitalizados con un nivel de ocupación importante en los hospitales.

P. Con el virus del SARS, que era muy transmisible también, o el MERS, cuya letalidad era mayor, no se llegó a ese escenario. ¿Qué diferencias tiene el coronavirus que ha obligado a tomar medidas más estrictas?

R. Con el SARS hubo un factor clave: es muy transmisible y con una letalidad mayor, pero se pudo detectar cuál era el reservorio animal que hizo dar el salto del murciélago al hombre. Eran las civetas. En China había granjas de civetas y se eliminaron. Y acabar con el reservorio animal contribuyó a eliminar la fuente de contagio. No llegamos a tener un número de casos tan importante y se pudo contener más fácilmente.

En el caso del MERS, este no se ha eliminado pero prácticamente todos los casos están confinados en Arabia Saudí. Aquí también se detectó cuál era el animal que actuaba de huésped intermedio, que era el camello, y se encontró la vía de transmisión, que parece que era el consumo de leche de camello. Se hizo una restricción del consumo de esta leche y el número de casos disminuyó.

Del coronavirus, en cambio, no sabemos cuál es el animal que sirve de reservorio y esto ha favorecido que se diseminara de manera espectacular. En estos momentos, pararlo completamente es prácticamente imposible.

P. ¿La expansión ya es imparable?

R. Es bastante improbable que lo logremos controlar totalmente. Lo que tenemos que hacer es contenerlo para que la curva epidémica no siga teniendo un ascenso marcado, sino que sea progresiva para que podamos hacerle frente desde el sistema sanitario sin que se colapse y disminuir la tasa de transmisibilidad.

Si tenemos la suerte de que con el buen tiempo no le damos facilidades para que circule, pues podría ser que disminuyera en verano y que en invierno volviera a surgir, como la gripe. Este es el escenario que contemplamos, en este momento, como más favorable.

P. ¿El sistema sanitario está preparado para afrontar esta nueva fase en la que entra España?

R. Lo que estamos haciendo en este último mes es prepararnos para lo que nos está viniendo. Intentamos que no nos pase como a Italia, estar preparados antes y tener planes de contingencia hechos para poder prever los escenarios que podamos tener. Estamos preparados siempre y cuando el virus tenga un nivel de incidencia asumible conforme a los escenarios que estamos previendo.

P. ¿Qué es una incidencia asumible?

R. Estamos manejando un escenario de unas 12 semanas, con un mes y medio de subida y seis semanas de bajada. Un escenario parecido a lo que está pasando en China. Y esa situación sería manejable con los recursos que tenemos en cuanto a camas asistenciales y de UCI en el país.

Pero hay que insistir mucho a la población de que sea muy consciente de todas las recomendaciones de Salud Pública. En China, todas las medidas que se han puesto la población las ha cumplido todas a rajatabla, porque son muy disciplinados. Aquí somos latinos y no somos tan cumplidores. La gente tiene que ser responsable y si las autoridades sanitarias dicen que hay que restringir el acceso a lugares públicos, que lo hagan. Porque los jóvenes van a tener un cuadro leve, pero ese joven que es un caso positivo transmite el virus, también a personas mayores vulnerables que pueden tener complicaciones importantes.

P. ¿Los recortes de los últimos años pueden pasar factura a la hora de afrontar la crisis del coronavirus?

R. Creo que no, porque ahora se han implementado una serie de dispositivos adicionales. Si hubiésemos tenido lo que teníamos en la época de recortes, pues sí, pero ahora los dispositivos de atención domiciliaria, el aumento de capacidad de los laboratorios para hacer muestras, etcétera, son medidas adicionales. No estamos en la misma situación que estábamos en la época de recortes.

P. ¿Cuál es la prioridad para los epidemiólogos ahora?

“Es bastante improbable que logremos controlar el virus totalmente”

R. La prioridad en el nivel de los hospitales es la detección muy precoz de los casos que nos vienen a urgencias o que tenemos ingresados en plantas de hospitalización, para que no puedan contagiar a otros pacientes y a profesionales sanitarios. Así, evitaremos transmisión dentro del hospital y que haya sanitarios que tengan que irse de cuarentena, porque puede representar un problema para la asistencia si nos quedamos con menos profesionales.

P. ¿El coronavirus es el primero de muchos nuevos microorganismos que llegarán?

R. No sabemos, pero es previsible que sí. Cada ciertos años, surge un microorganismo nuevo que emerge y causa más o menos impacto en la población. ¿Que van a surgir otras situaciones como estas? Sí. Pero ahora esperábamos más una pandemia de gripe que no esto.

P. Según una encuesta de EL PAÍS, el 44,7% de la población admite estar preocupada por la crisis del coronavirus. ¿Usted está preocupada?

R. Estoy preocupada por el colapso que pueda haber en los servicios sanitarios si la población no es disciplinada y no cumple con todas las medidas de contención que marque Salud Pública. Este es el principal motivo de preocupación en estos momentos. Evitemos transmisiones innecesarias que nos puedan colapsar el sistema.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad.


Más información

Lo más visto en...

Top 50