_
_
_
_
_
La imagen
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Corrupción política

EPS 2475 INTRO IMAGEN MILLAS
Gladys Serrano
Juan José Millás

Toda esa gente convertida en carne, en mera carne chapada entre el hormigón sin ventanas y el acero… Carne sin espíritu, sin hálito, sin subjetividad, una simple acumulación de músculos y vísceras, de cabezas idénticas y de extremidades idénticas y de miradas idénticas. Se imagina uno a sí mismo formando parte de ese cuadro opaco, de toda esa carne acumulada y se pregunta por qué.

Sabemos por qué, pues al proporcionarnos, junto a estas imágenes devastadoras, las estadísticas que hablan del descenso de crímenes en El Salvador, el cerebro establece una ecuación sencilla: la seguridad equivale a la vulneración crónica de los derechos humanos.

Estas cárceles han sido objeto de reportajes en todos los periódicos que uno frecuenta. Al Gobierno de aquel país no solo no le da vergüenza mostrar su sistema penitenciario, sino que se muestra orgulloso de él, por eso lo propone como modelo para el resto del mundo. El lector ingenuo (yo mismo) los lee, lee estos reportajes, contempla luego las fotos que los ilustran, y es con frecuencia víctima de una disonancia cognitiva, pues le duele, por un lado, la indecencia que supone despersonalizar de este modo a los reclusos, pero se congratula, por otro, de que los ciudadanos puedan circular sin miedo por las calles. Ahora bien, ¿no hay maneras de compatibilizar la seguridad ciudadana con la ética? Claro que las hay, y claro que estamos obligados a buscarlas y a ponerlas en práctica. Pero esto no va con los dictadores, de ahí que Bukele haya emprendido esta campaña mundial de propaganda acerca de las bondades de la corrupción política.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Juan José Millás
Escritor y periodista (1946). Su obra, traducida a 25 idiomas, ha obtenido, entre otros, el Premio Nadal, el Planeta y el Nacional de Narrativa, además del Miguel Delibes de periodismo. Destacan sus novelas El desorden de tu nombre, El mundo o Que nadie duerma. Colaborador de diversos medios escritos y del programa A vivir, de la Cadena SER.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_