Un coqueto refugio de 13 metros cuadrados que abre todo un mundo al campo

La piedra de marés, que aún se extrae de varias canteras de Mallorca, es el alma de esta casa de campo, ubicada en un pinar cercano a Llucmajor, que fomenta vivir con el menor uso energético posible.

El ventilador del techo, inspirado en los molinos mallorquines de la zona, diseñado con el estudio 2Monos. La lámpara del fondo es un invento de portabilidad, funciona con pilas recargables y la tulipa es de los mercados de pescado de Hong Kong.
El ventilador del techo, inspirado en los molinos mallorquines de la zona, diseñado con el estudio 2Monos. La lámpara del fondo es un invento de portabilidad, funciona con pilas recargables y la tulipa es de los mercados de pescado de Hong Kong.Asier Rua

La arquitecta Mariana de Delás se propuso reformar esta casa de aperos mallorquina tras el confinamiento. “Es de unos amigos y mi objetivo era maximizar un espacio que es mínimo y hacerlo habitable para que pudieran estar cómodos cuando quisieran escaparse al campo”, explica Delás. Pasar tiempo al aire libre se convirtió en una necesidad global después de meses de encierro y restricciones, y este pequeño espacio autoabastecido de 13 metros cuadrados, ubicado en un pinar cerca de Llucmajor, ofrece a quienes se alojan en él la posibilidad de reconectar con la naturaleza. “Es como estar en una autocaravana.

El refugio tiene el mismo sistema de baterías de 12/24 voltios y todas las instalaciones están concebidas para ser autosuficientes e independientes del espacio al que sirven. Se trata de una nueva forma móvil de habitar. Además, el sistema eléctrico a 12 voltios evita la colocación de un inversor, por lo que reduce las posibilidades de accidente de fuego y, sobre todo, fomenta vivir con menos uso energético”, señala la arquitecta, que centró la intervención en recuperar y potenciar la estructura original de la construcción. Para optimizar el espacio introdujo “luz, vistas y mobiliario hecho a medida con piedra de marés serrada a mano”. La fachada también es de esta piedra tan tradicional de Mallorca. “El refugio está muy cerca de una cantera antigua y en la isla aún quedan cinco o seis canteras de las que se extrae esta piedra”.


Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS