Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La historia del meme que se ha hecho realidad convertido en el producto más disparatado de Amazon

Una empresa de decoración saca a la venta el panel-librería de cartón con el que el ilustrador Eduardo Berazaluce se hizo viral y mantiene su precio de broma. Aunque dejan pagar a plazos

meme amazon
Fotomontaje que el ilustrador promocionó en Twitter como si fuera un artículo de Wallapop. |

La imagen que transmitimos a distancia es todo lo que habla por nosotros desde que comenzó el confinamiento por el coronavirus. Por eso, la puesta en escena en una videollamada es importante. El diablo está en los detalles: un fondo poco afortunado puede hacernos parecer informarles ante los compañeros de trabajo, sosos ante una cita amorosa o, en casos más extremos, convertirnos incluso en el hazmerreír de Sálvame Deluxe. De ahí que la opción más segura, y la que parece imponerse entre expertos, invitados y tertulianos que aparecen en televisión, sea la de una buena estantería con libros gordos detrás. Intelectualidad casual. Y esto también da lugar a toda clase de memes.

La pasada semana circuló en redes sociales la imagen de una oferta, a modo de parodia, de un soporte de cartón con una falsa estantería de libros impresa. Anunciado como “perfecto para actores, periodistas y cómicos”, y con una versión alternativa “con figuritas de Star Wars” . El cartón se vendía al precio de 150 euros. El fotomontaje fue creado por el ilustrador madrileño Eduardo Berazaluce, que lo difundió el 19 de abril desde su cuenta de Twitter.

"Se me ocurrió la idea viendo las videollamadas de la gente en la tele, con librerías por todos lados [ríe]. Pensé que hacía falta un meme divertido, inspirado en la estética de Wallapop, y lo hice con la imagen de un soporte de cartón para que fuera más cutre", cuenta a ICON Design. Aunque la publicación tuvo apenas una veintena de retuits y medio centenar de “Me gusta”, su imagen saltó a WhatsApp y de ahí regresó con más fuerza a Twitter de la mano de perfiles con mayor alcance, como Pablo Simón, politólogo de EL PAÍS, o el escritor Juan Gómez-Jurado. Se había vuelto viral.

El meme evolucionó y medios como Onda Cero lo llegaron a tomar por real. Incluso, en la segunda ola de difusión de la imagen, el faldón superior con el nombre de una falsa empresa creada por el autor (TodoCartón) había sido omitido: un usuario, según le contó al propio Berazaluce, creyó que era real y lo recortó para no hacer publicidad gratis a la compañía. Así las cosas, en un momento dado el ilustrador llegó a tuitear: “Sería divertido que alguien la fabricase y la vendiese”. Y, como las supersticiones advierten, hay que tener cuidado con lo que se desea.

Ayer, a través de una página dedicada a la decoración, Eduardo Berazaluce descubrió que la tienda online Oedim Decor, que imprime bajo demanda y fabrica photocalls y murales decorativos de vinilo, ofrece a través de Amazon la posibilidad de adquirir un artículo a imagen y semejanza del imaginado por el tuitero, “ideal para colocar en las videollamadas”, con las mismas dimensiones que indicaba en su montaje (180 centímetros de ancho por 240 de largo) y al mismo precio. Aunque, eso sí, con la opción de pagar en cuatro cuotas a lo largo de 90 días.

meme amazon
El panel de cartón a la venta en Amazon. |

“Yo lo puse carísimo adrede, es parte de la broma, ¡es un trozo de cartón! Igual que las medidas, es más grande que un colchón de matrimonio, ¿dónde vas con eso?”, relata Berazaluce, notoriamente estupefacto, a ICON Design. “Han tenido que cambiar el fondo que yo hice por unos libros antiquísimos, sin derechos de autor, y lógicamente han quitado también lo de Star Wars. No es lo mismo hacer un meme que vender algo, ahí tienen que andarse con cuidado”, explica.

Berazaluce descarta obtener una comisión: la compañía (que es parte de la matriz Oedim S.L., dedicada a la impresión digital en gran formato, con sede central en Jaén) no le ha llamado. Si bien tampoco augura un gran éxito al producto. “Se dedican a los vinilos, a los cartones, a la impresión… Yo creo que lo han hecho un poco como clickbait, para que la gente entre en su página y vea otras cosas”, piensa. ICON Design ha tratado de contactar con Oedim, sin éxito.

El artículo en Amazon, que la empresa no duda en definir como “económico” en su descripción y se encuentra disponible desde el 23 de abril (cuatro días después de la publicación original), no cuenta con opiniones de clientes ni valoraciones, de modo que nada hace sospechar que algún incauto haya desembolsado 150 euros –o los primeros 37,50 de los cuatro plazos– para adquirir el macropanel. La desescalada con reapertura de terrazas puede terminar de frustrar su poco prometedora vida comercial pero, en tiempos desesperados, medidas desesperadas: quién sabe si, con la mayor implantación del teletrabajo en la Nueva Normalidad, esta acabe siendo tan extraña que estas dos láminas insertadas entre "nido de abeja resistente, ligero, aislante, de larga durabilidad y 100% reciclable" tengan que acudir al auxilio de alguien.

Más información